"La lucha del poder sobre el derecho tiene que cambiar": embajador alemán

El embajador alemán en Colombia, Michael Bock, hizo un llamado “a la grandeza” a todos los políticos y magistrados que tendrán la responsabilidad de que la Justicia Especial para la Paz salga de la incertidumbre en la que está.

nas_7460.jpg

El embajador de Alemania en Colombia, Michael Bock. / El Espectador

Durante la instalación del evento nacional de Justicia para la Paz, el capítulo del proyecto Colombia2020 de El Espectador, sobre las lecciones y experiencias internacionales para instalar la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el embajador de Alemania, Michael Bock, aseguró que no es fácil establecer un tribunal transicional en el “clima polémico” que vivimos como país. Tampoco, reconoció Bock es fácil ganar credibilidad y reconocimiento en este momento y menos con la exclusión de ciertos crímenes como el delito sexual, y ciertas personas como lo son los civiles y funcionarios de la comparecencia obligatoria al tribunal, así como la responsabilidad de mando.

Vea la transmisión de este evento aquí

“Uno no conoce el futuro, vamos a ver lo que pasará, los temas con la JEP son altamente políticos”, dijo el embajador Bock y aseguró, al comparar el caso alemán y el colombiano, que en este país es más difícil porque “todos los autores de crímenes están presentes y tienen poder”. A diferencia de Alemania que pasó por un tribunal de justicia luego de ser vencido.  

 “Necesitamos el poder del derecho, pero estamos viendo la lucha del poder sobre el derecho y esto tiene que cambiar”, dijo Bock e hizo "un llamado a la grandeza” a todos los políticos y magistrados que tendrán la responsabilidad de que la Justicia Especial para la Paz se establezca con todos los estándares internacionales.

También le puede interesar: “No se pueden generar falsas expectativas a las víctimas”: Kai Ambos

El embajador alemán en Colombia también mencionó que fue una buena decisión no incluir la posibilidad de jueces extranjeros en este tribunal transicional porque cree que esta corte debe ser una institución nacional y tiene que ser aceptada por la población colombiana, por eso es “prudente que sea colombiana así como tendrá que financiarse por Colombia y no por instituciones de cooperación internacional”, sostuvo.

Finalmente  Bock aseguró que el país requerirá de mucha paciencia y perseverancia para salir de este momento de incertidumbre que vive este tribunal de justicia, medular para la implementación del acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc.