La JEP es clave para éxito del proceso de paz: viceministro de Relaciones Exteriores de Alemania

Niels Annen asegura que no está cerca una solución en Nicaragua, que su país rechaza una intervención extranjera en Venezuela y le pide a Jair Bolsonaro que demuestre que puede ser un presidente demócrata en Brasil.

niels_annen.jpg

Niels Annen asegura que Colombia es un aliado de la política multilateral de Alemania. / Gustavo Torrijos

Tras una visita breve a Colombia, y luego de pasar por Cuba y Nicaragua, el viceministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Niels Annen, habló con El Espectador sobre la buena impresión que se lleva de nuestro país. Ya había venido, en plan de turista, a mediados de los años 90 y lo que encontró esta vez fue “una sociedad más libre y diversa”. Luego de reuniones con funcionarios del Gobierno nacional, organizaciones no gubernamentales y algunos congresistas, el señor Annen saludó la intención del presidente Iván Duque de continuar con el proceso de paz. Sobre la situación en la región, rechazó tajantemente la posibilidad de una intervención militar en Venezuela. También le dejó un mensaje al presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro.

Le puede interesar: “Nos interesa que el Acuerdo de Paz se cumpla”: embajador de Alemania

¿Qué impresión se lleva de Colombia?

Esta fue una muy buena oportunidad para renovar mi impresión de Colombia. El país verdaderamente cambió y estoy impresionado con lo que las colombianas y los colombianos consiguieron: construir una sociedad mucho más diversa, mucho más libre.

¿Cuáles son las prioridades en la relación Alemania-Colombia?

Queríamos entender las políticas del nuevo Gobierno, después de una campaña electoral con mucha emoción y controversia. Estoy satisfecho por el compromiso del presidente Iván Duque de continuar con el proceso de paz y nosotros vamos a seguir apoyándolo. También quería entender la situación después de la elección del parlamento. Entiendo que en Colombia se forman nuevos partidos, nuevas alianzas. Aparte del proceso de paz, Colombia tiene un papel importante en la región. Nuestro Gobierno está buscando interlocutores que apoyen la idea del multilateralismo y Colombia es un socio en eso.

¿Qué piensa de los cambios que se quieren introducir a la JEP?

Alemania no está en posición de dar consejos a otros países, pero creo que lo que consiguieron establecer con esta justicia es muy singular. No creo que exista en otro país y me parece clave para el éxito del proceso de paz. Mi mensaje es apoyar a todas las fuerzas, al Gobierno y a la sociedad civil en la implementación de los acuerdos, pero será difícil sin una justicia de paz, si esa justicia no funciona o carece de fondos. Si hay cambios en los acuerdos, nosotros los vamos a respetar, pero es importante que sea un acuerdo con todos los actores y con respeto a la Constitución.

Su Gobierno ha apoyado las negociaciones con el Eln, que no han arrancado con el nuevo Gobierno, ¿cómo desatascar ese proceso?

Lo veo con cierta preocupación. Será imposible ganarle a una guerrilla como el Eln, que está en los territorios, que fue capaz de defender su posición. Será difícil llegar a una solución sin negociar. El Gobierno alemán entiende y apoya la posición del Gobierno del presidente Duque de que el Eln debe liberar a los secuestrados, ellos deben entender que la sociedad colombiana está esperando este mensaje. Por otro lado, será útil pensar en espacios concretos para continuar con el diálogo y Alemania estará, como en el anterior proceso con las Farc, preparado para apoyarlo. Los reportes que tenemos es que el Eln está, con cierto éxito, reclutando nuevos combatientes y con el desarme de Farc ha ganado posiciones en territorios que anteriormente no fueron de su control, por eso me parece urgente que este proceso se lleve a cabo.

Usted viene de reunirse con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. ¿Qué nos puede contar de esa reunión?

La situación en Nicaragua es muy preocupante. Tenemos una relación histórica con Nicaragua y tiene que ver con la revolución sandinista, que emocionó a mucha gente de la izquierda en Alemania, se creó un movimiento de solidaridad, existe una red entre ONG y ciudades de ambos países. Mi visita no tenía la idea de presentar un plan. En la atmósfera de esta vieja amistad de nuestros países, quería aprovechar para hablar con el presidente Ortega, la oposición, la iglesia y otros actores y entender si habrá una posibilidad de un diálogo y un nuevo encuentro entre los actores. No puedo decir todo de esta charla, pero creo que eso va a costar más tiempo, no veo una solución a corto plazo.

¿Cuál es la posición de Alemania frente al Gobierno de Venezuela y las sanciones que ha impuesto la Unión Europea a algunos ciudadanos y empresas de ese país?

Es muy importante que el presidente Maduro entienda que la comunidad internacional y la Unión Europea no están de acuerdo como se conduce el país, como se reducen los espacios para la democracia. Las sanciones no quieren afectar a los venezolanos sino a unas pocas personas que se enriquecieron de manera increíble. Él debe aceptar la elección de los venezolanos, ellos votaron por una asamblea que ahora mismo no tiene ningún papel en la vida política, está marginalizada. Nosotros ya tenemos problemas con nuestro aliado más importante, Estados Unidos, tenemos una crisis en el Medio Oriente, tenemos tensiones en nuestra vecindad con Rusia. Estamos buscando aliados en la política de multilateralismo. América Latina es un continente con larga tradición democrática, por eso nos preocupa que la situación en Venezuela desestabilice la región.

¿Qué piensa de la posibilidad de intervención en Venezuela?

No creo que ese sea el camino. Nunca estaremos en favor de una intervención del extranjero. América Latina tiene una larga y desafortunada historia de intervenciones, particularmente de nuestros amigos del norte y entiendo que el discurso político de Estados Unidos es que eso no pasará. Es necesario aplicar sanciones, pero la amenaza de la intervención extranjera, el presidente Maduro la usa para justificar su política.

¿Qué posición tiene su Gobierno frente a la ola de migrantes que está por llegar a Estados Unidos y la amenaza de atacarlos?

En pocos días habrá elecciones en Estados Unidos y tengo la impresión de que el presidente Trump está jugando con esta amenaza. La verdadera pregunta es qué hacer para fortalecer las economías en América Central, para apoyar a estas sociedades y fortalecer las instituciones del Estado. Sabemos que Nicaragua no es una democracia modelo, pero fue un país relativamente estable y una desestabilización de Nicaragua puede contribuir a una situación difícil de controlar. No podemos ignorar lo que está pasando allí, pero la solución no será cerrar la frontera.

Lea también: "No habrá paz estable sin superar el flagelo de la desaparición forzada": embajador alemán Peter Ptassek

¿Alemania teme que con la elección de Jair Bolsonaro en Brasil se afecte la democracia?

Yo aprendí que se tiene que tomar en serio lo que dicen los candidatos en las campañas; es una lección de la campaña estadounidense. Estamos preocupados con las perspectivas de la democracia brasileña. Por otro lado, Bolsonaro será el presidente y no cabe duda de que fue una elección democrática. Creo que el presidente Bolsonaro debe usar esta oportunidad para convencernos a nosotros, a América Latina y al mundo de que esos temores no tienen base y que va a actuar como un demócrata y un presidente responsable.