Familias de los diputados del Valle dieron su testimonio ante la JEP

Ante la Sala de Reconocimiento de Verdad de la Jurisdicción Especial para la Paz los familiares de los 11 diputados del Valle, secuestrados y asesinados por las Farc, contaron cómo vivieron estos hechos. También entregaron informes escritos y pruebas.

familiares_de_diputados.jpg

Ángela Giraldo, hermana del diputado Francisco Giraldo, fue la primera en dar sus testimonio. / JEP

Durante este viernes 26 de octubre, 11 personas le contaron a la Sala de Reconocimiento de Verdad de la Jurisdicción Especial para la Paz cómo habían vivido 15 años con la ausencia de su familiar. Cada una era familiar de un diputado de la Asamblea del Valle del Cauca que fue secuestrado por las Farc el 11 de abril del 2002 y cinco años después, asesinado por la misma guerrilla. El único sobreviviente, Sigilfredo López, ya había dado su testimonio esta semana.

El turno de la tarde de esta sesión fue para Ángela Giraldo, hermana de Francisco Giraldo; Diana Carolina Charry, hija de Carlos Charry; Diego Barragán, hijo de Carlos Barragán; Juliana Orozco, hija de Nacianceno Orozco; y Sebastián Arismendy, hijo de Héctor Fabio Arismendy. Ellos centraron su relato en hacer una semblanza de sus padres, y hermano, contar su historia de lucha personal y colectiva, y hacer los reclamos que tenían pendientes.

Lea: Las medidas de reparación que pidieron los familiares de los diputados del Valle

Ángela Giraldo contó cómo hizo todo para que el presidente de entonces, Álvaro Uribe, hiciera un acuerdo humanitario para liberar a los diputados. Y también cómo su petición fue rechazada cuando le daba solución a cada excusa. También le pidió a la JEP que le explicara por qué el Estado dejó que los exmiembros de las Farc llegaran al congreso sin antes ser juzgados.

Diana Carolina explicó el impacto del secuestro en dos niñas de 16 años y 13 años, ella y su hermana. Asimismo, contó cómo el Estado se olvidó de las familias de los secuestrados. Le pidió a la jurisdicción penas ejemplarizantes y la búsqueda de la verdad.

Diego Barragán vivió los cinco años de cautiverio de su padre estando fuera del país, al igual que su hermana. Además, dijo que existían unos audios de unos militares que estaban cerca de donde tenían a los diputados “Queda la duda de si hubo un rescate y no se les fue bien”, dijo, mientras le pidió a la JEP mirar estas pruebas.

Le puede interesar: “¿Por qué el Gobierno no hizo el acuerdo humanitario?”: familias de los diputados del Valle

Juliana Orozco Jaramillo explicó cómo la persecución de las Farc a su padre comenzó mucho antes del secuestro, porque lo señalaron de ser el responsable de la llegada de los paramilitares al norte del Valle. Contó cómo algunos meses antes de este episodio él se había internado en la selva para explicarles que estaban equivocados. Supuestamente había funcionado, dijo Orozco. Ella pide hablar con los carceleros de los diputados, porque necesita saber cómo fueron esos días, qué hacían, y que pidan perdón y les digan la verdad.

“Quiero un reconocimiento por parte del Gobierno nacional. Es una realidad que el Gobierno es responsable por omisión”, dijo mientras anexaba el informe del Centro Nacional de Memoria Histórica sobre el caso de los 12 diputados del Valle.

Lea también: “En las redes me decían que me había autosecuestrado”: Consuelo González ante la JEP

Finalmente, Sebastián Arismendy, habló de su sufrimiento de niño. Tenía solo 4 años cuando su padre fue secuestrado. A los 10, cuando se enteró del asesinato, juró matar y vengarse. Sin embargo, dijo que eligió romper el ciclo de violencia, estudiar y no ser un jefe paramilitar, porque lo pensó durante varios años.  Le pidió a la JEP que los espacios de escucha se hicieran también en las regiones para que las víctimas hablen. “Este no puede ser un proceso para que hablen las víctimas que han tenido más televisión”, dijo.

La JEP continuará la próxima semana con sesiones en Bogotá y Neiva, recibiendo más testimonios sobre secuestro político.