Coronel Rincón Amado pidió perdón ante la JEP por falsos positivos

El oficial en retiro ratificó su intención que acogerse a la justicia transicional y se comprometió a aportar a la verdad y a la reparación de las víctimas. Dijo que se dedicará “a la cátedra de la paz”.

rinconamado1.jpg

Contra el coronel Gabriel de Jesús Rincón Amado, el militar de más alto rango en la diligencia, pesan 16 casos de ejecuciones extrajudiciales. /Archivo particular

Durante la audiencia de condicionalidad que se adelanta este viernes en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) a 14 militares implicados en los denominados casos de falsos positivos de Soacha, el coronel (r)  Gabriel de Jesús Rincón Amado reiteró su intención de acogerse a este sistema de justicia y le pidió perdón a las víctimas.

En el momento en que los magistrados le preguntaron sobre el mensaje que el oficial le enviaría a las víctimas, Rincón Amado, contra quien cursan investigaciones por 16 casos de ejecuciones extrajudiciales, respondió: “Mi comparecencia es para ofrecer verdad plena. Indico y reafirmo mi compromiso de someterme a todos los procesos penales, disciplinarios y administrativos que cursen en mi contra por los actos del conflicto en la justicia ordinaria, la justicia penal militar, la Procuraduría o la Contraloría”.

En vivo: La primera audiencia de falsos positivos con las Madres de Soacha

Dijo que se comprometerá a ofrecer verdad plena y temprana ante la Sala de Reconocimiento, Verdad y Responsabilidad de la JEP. “Desde ya, como siempre lo he manifestado, pido perdón a todas y cada una de las víctimas directas e indirectas de este crudo conflicto armado interno que ha causado, a la gran mayoría de personas, un dolor en sus corazones.”

Se comprometió, además, a reparar a las víctimas y dijo que se dedicará a la cátedra por la paz en los escenarios de la JEP. “Los hechos victimizantes no se van a volver a presentar. Me encuentro retirado de las Fuerzas Militares y no porto ni portaré armas de fuego”, agregó.

Le puede interesar: Falsos positivos: así fue la llegada de las madres de Soacha a la JEP

El oficial era jefe de operaciones del Batallón José Joaquín Vargas, adscrito a la Brigada Móvil 15, que operaba en Norte de Santander. Según la sentencia en su contra, el oficial sabía que sus subalternos buscaban personas para presentarlas como muertos en combate, y cuando le aseguraron que debía pagar $1 millón “por cada personaje” y que la consecución de las armas corría por cuenta del batallón, aprobó el supuesto operativo.

Uno de los casos por los que fue condenado indica que Blanco dispuso la operación de un “grupo de localización de cabecillas” para montar el falso retén y de esa manera asesinar a dos jóvenes provenientes de Soacha en un combate simulado. El alto oficial habría dado el aval para que el 28 de enero de 2008 un uniformado entregara a otro un sobre con el dinero. Fue sentenciado a 46 años de prisión en la justicia ordinaria.

Puede leer: Madres de Soacha rechazan que los falsos positivos lleguen a la JEP