Así fue la diligencia de inspección que realizó la Fiscalía en la JEP

Luego de que un agente de policía judicial se llevara (y devolviera) el expediente con el que investigan a 32 exjefes de Farc por secuestro, la presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz, Patricia Linares, asegura que confía en la buena fe del fiscal, Néstor Humberto Martínez.

patricia_linares.jpg

Patricia Linares, presidenta de la Jep./ Cristian Garavito.

Hacia las 9:00 a.m. de este jueves, un agente de policía judicial de la Fiscalía acudió a las instalaciones en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), en Bogotá, con una orden para inspeccionar el expediente del Caso 001 por 6.162 hechos de secuestros, homicidios y desapariciones que se adelanta contra 32 exjefes de las Farc.

Lea también: La verdad del conflicto armado requiere traductores indígenas”: Patricia Tobón

Se dirigió al noveno piso con dirección a la Sala de Reconocimiento, Verdad y Responsabilidad que estructura el proceso desde julio pasado. Testigos aseguran que el agente tuvo “actitudes intimidatorias” contra los funcionarios de la Secretaría Judicial de la sala, ante quienes les presentó la orden de una inspección judicial sobre ese expediente y una citación dirigida a la presidenta de la Sala, la magistrada Julieta Lemaitre, para que rindiera una entrevista ante la Fiscalía.

El agente copió en formato digital toda la información y se fue hacia las 3:00 p.m. (seis horas después). Posteriormente, los funcionarios se pusieron en contacto con Lemaitre y con la presidenta de la JEP, la magistrada Patricia Linares, quien no ocultó su molestia al considerar que el expediente está protegido por la reserva judicial. “Se vulneraron los principios esenciales del juez: autonomía e independencia, y se hizo de una manera que no corresponde”. En ese momento, se puso en contacto con el fiscal, Néstor Humberto Martínez, quien echó para atrás las órdenes de inspección y entrevista con las que llegó el agente de policía judicial.

¿Qué le dijo el Fiscal General?

Reacciona como yo: sorprendido e indignado. Me dijo: “Patricia, qué pena, no entiendo cómo hacen eso, cómo van a inspeccionar un expediente judicial ni tampoco entiendo cómo van a citar a una magistrada… cuente con que no va a pasar ni lo uno ni lo otro”.

¿Qué le respondió?

Que la copia ya fue tomada de manera digital. Yo le digo que voy a sacar un comunicado, porque me parece una situación grave, que además vulnera ese principio de confianza de los comparecientes, de las víctimas, de todos los involucrados en el proceso y del juez en el marco en el que está actuando.

¿En ese momento el Fiscal echa para atrás la decisión?

Él inmediatamente reacciona, ordena la suspensión de esa orden y me llama de nuevo a decirme que el funcionario que expidió la copia digital está de regreso a la JEP va a devolverla. En efecto (el policía judicial) vino con su computador. Como yo no estaba en Bogotá, le pido a un magistrado, a la Secretaria Judicial y a la Secretaria Ejecutiva que sean observadores. El señor abre su computador, hace clic y lo borra.

¿Quién dio la orden de hacer la inspección?

Un fiscal especializado adscrito al despacho del señor fiscal (Néstor Humberto Martínez). Me informan que es el mismo que lleva el caso de los dos excontratistas de la JEP y de la doctora Martha Lucía Zamora (exsecretaria Ejecutiva encargada), quienes fueron llamados a imputación de cargos.

Si está adscrito al despacho, ¿el Fiscal General no pudo conocer de esa inspección?

Eso no lo sé. Lo cierto es que él me dijo que estaba aterrado con lo que estaba pasando.

¿Por qué se insiste en que se trata de un hecho irregular?

Porque en principio lo que se vulnera es la autonomía, la defensa y la reserva que protege la información judicial. Ahí quiero aclarar que el agente de policía judicial no vino a inspeccionar el informe de la Fiscalía (entregado el pasado 30 de mayo por la Fiscalía a la JEP sobre retenciones ilegales cometidas por las Farc). No. Es el expediente que corresponde al Caso 001 de secuestro que viene estructurando la Sala de Reconocimiento.

Lea también: Exjefes de FARC denuncian que no tienen garantías para su defensa en la JEP

¿Una inspección como la que hizo la Fiscalía en la JEP es normal en otras cortes?

Bajo ciertos parámetros puede solicitar a acceder a cierto tipo de información. Eso me permite aclarar una cosa. En algunos medios está circulando copia de un oficio de la misma presidenta de la Sala de Reconocimiento (Julieta Lemaitre), en la que ella le dice la Fiscalía que autoriza (el acceso a cierta información del caso 001). Esa respuesta es de septiembre y responde a otro requerimiento, en el que le solicitan que contestara algunas preguntas. Debe recordarse que en la Constitución está consagrado en el artículo 113 el principio de colaboración armónica y, como en la JEP nos tomamos en serio la Constitución y aspiramos a cumplirla de manera inequívoca, ella vio que las respuestas corresponden a información pública. Entonces ella dice que esa parte que contiene información pública, si la necesitan, la pueden ver.

Esto se da preciso en la misma semana en que la Fiscalía anunció imputación de cargos contra Martha Lucía Zamora y los dos excontratistas… ¿Cómo se explica eso?

Yo tengo que creer que el señor fiscal está cumpliendo en debidas formas su trabajo. La JEP en ningún momento va a interferir una investigación de la Fiscalía sea cual sea. Le dije al fiscal que solo le pido plenas garantías al debido proceso, presunción de inocencia, seguridad jurídica a esas personas y celeridad en sus actuaciones, porque afectan desde luego a las personas, sobre quienes yo no tengo noticia de que hayan incurrido en ningún acto reprochable y porque afecta la jurisdicción. Él me dice que van a tener plenas garantías y que van a actuar céleremente. Si llaman a imputación de cargos, es porque tienen lo que necesitan para hacerlo. Con todo, mantiene el principio sagrado de la presunción de inocencia.

¿Cómo califica lo que ocurrió?

No se trata de ningún choque de trenes. Esa expresión que se ha acuñado lo que refleja es situaciones en las cuales dos jurisdicciones, dos cortes, se enfrentan por la competencia sobre un asunto. Porque consideran que la decisión de una de pronto se adoptó usurpando las competencias de otra. Acá no hubo nada de eso. Acá hubo una diligencia abiertamente irregular. Tan irregular que el mismo fiscal revocó la orden.

La Fiscalía ha emprendido distintas acciones contra la JEP, ¿es normal que esto suceda?

Es absolutamente normal que tratándose de una institución tan atípica como esta que surge de un acuerdo de paz que se produce y se diseña para superar una situación de conflicto, existan muchas dudas, incertidumbres sobre el mismo. Es claro que el país no aceptó de manera unánime, la sociedad en su conjunto no dijo, este es camino, una paz negociada, eso se vivió en el plebiscito, de la misma manera se repite en el proceso electoral, pero el punto es que el acuerdo se suscribió y que el contenido del acuerdo se ha venido desarrollando y hoy por hoy la jurisdicción es una realidad política, jurídica y ética. En esa dimensión hoy existimos, eso no quiere decir que no puedan existir más diferencias, debates o propuestas, siempre y cuando todas esas diferencias se tramiten en el marco y con los instrumentos que brinda el estado social de derecho, bienvenidas, yo lo conversé con el presidente Duque y él fue receptivo, si usted tiene propuestas políticas que quiere llevar al escenario político por naturaleza para convertirlas en realidad jurídica nosotros no vamos a interferir, porque somos jueces y los jueces simplemente acatan la constitución y la ley que estén vigentes. Los jueces cumples la constitución que esté vigente, lo difícil de ser juez es que no puede ceder a presiones políticas o mediáticas. Se han dado una serie de discrepancias, muchas de ellas en cabeza del Fiscal, seguramente tendrá más, pero mientras se tramiten ese marco, nosotros actuaremos en consecuencia en el mismo.

El presidente respaldó al Fiscal, ¿cómo recibe eso?

Con algo de desconcierto. No sé en qué contexto el presidente Duque dio esa declaración, pero pareciera muy clara. Él dice que el Fiscal actuó en derecho, si estamos hablando de una situación irregular, entendida así por el propio Fiscal y corregida por el de manera inmediata, no puede ser una actuación que corresponda a derecho, es una construcción lógica. En esa medida él no podría llamarnos a que, a partir de una situación irregular, nosotros corrijamos, es una situación irregular. Nosotros estamos dispuestos a oír todas las observaciones, cuestionamientos, a tramitarlos por la vía que ordena la constitución y la ley, lo que no podemos admitir es que, a partir de una situación irregular, además se nos llame, a que corrijamos qué si estamos hablando de un tema de vulneración de la reserva, la información judicial.

¿Qué efectos ha tenido todo este problema con la Fiscalía?
Genera un impacto de desconcierto; nosotros estamos dispuestos, trabajando 24 horas al día para cumplir con nuestras obligaciones y sacar adelante la jurisdicción. Este tipo de situaciones indudablemente afecta a las personas que ponen toda su energía en esto, que están convencidos de la necesidad que tiene el país, que tienen los conocimientos y que tienen la formación para hacerlo de manera más idónea. Para responder a esta última pregunta me voy a remitir al nombre de la exposición muy linda que inauguramos el 12 de octubre con 37 fotos de 37 comunidades indígenas que cuando vinieron a entregar el informe nos las regalaron. Es una frase que nos enseñaron los pueblos indígenas: “Con nosotros cuenten para la paz, nunca para la guerra”. 

Lea también: “Si los agresores no hablan, la verdad será la de las mujeres”: Alejandra Miller