Noel, dispuesto a contratar reinsertados

El presidente de la compañía, Alberto Hoyos, dijo que la compañía está abierta a acompañar el proceso de reconciliación, pero advirtió que es necesario conocer el rumbo del proceso de paz.

ahoyos.jpg

Alberto Hoyos, presidente de Noel.
Alberto Hoyos, presidente de Noel.
Cortesía

Una de las empresas más emblemáticas del país, la misma que está cumpliendo 100 años, dueña de tradicionales marcas de alimentos como las galletas Saltín, Caravana, Tosh, Festival y Ducales, entre muchas otras, que tiene unos 3.000 empleados y asegura que por lo menos alguno de sus productos está en por lo menos el 98% de los hogares colombianos, habló, por medio de su presidente, Alberto Hoyos Lopera, del proceso de paz y lo que estarían dispuestos a poner como organización una vez el país entre en la etapa de posconflicto.

“Este país necesita la paz. Se imagina si hemos logrado crecer en estas condiciones, ¿cómo será cuando estemos invirtiendo más en lo social que en la guerra?", fue el primer planteamiento que soltó el empresario, uno de los más importantes de Antioquia porque representa también a una de las organizaciones más tradicionales de los industriales en el país.

Hoyos, quien lidera esta compañía que hace parte del Grupo Nutresa, dejó claro que su compañía también quiere poner lo suyo. Por eso, “sí estamos dispuestos a contratar a trabajadores que estén en línea con lo que hacemos. Pero necesitamos desarrollar capacidades, que la gente esté formada para competir porque nosotros nos enfrentamos a las grandes compañías globales y necesitamos trabajadores competentes”. Se refería, puntualmente, a quienes dejen las armas y tomen la decisión de reintegrase a la sociedad una vez se firme el acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc.

 

Noel representa el orden del 20% del Grupo Nutresa, la multinacional de alimentos que también es dueña de marcas como Zenú, Rica, Ranchera, Jet, Colcafé, La Bastilla, Sello Rojo, Crem Helado, Aloha, Polet, Doria, El Corral y una participación en Starbucks, además de otra buena cantidad de empresas del mismo negocio. Por eso la importancia de la declaración del empresario, pues Noel es una de las organizaciones que más genera empleo en el departamento.

Las ventas internacionales de Noel son casi el 50% del negocio de galletas, detalló Hoyos Lopera, razón por la que fue claro y enfático en que esos nuevos trabajadores, muchos de ellos reinsertados que se podrían vincular, deberían pasar por un proceso que les permita elevar sus capacidades laborales, su formación, y estar a la altura de los que ya hacen parte de la nómina de la compañía.

“Debe existir un plan de formación, en habilidades, y hay que pensar y planificar, porque de lo contrario no será tan fácil. Hay que pensar muy bien en cuáles son las competencias y las habilidades de las personas que se van a reintegrar para poder ubicarlas. Hay roles que son importantes, pero hay que cerrar la brecha de formación”, advirtió.

El Espectador, en conversación con Hoyos, le indagó sobre si la compañía estaría dispuesta a aportar recursos para dicha formación. “Habrá que ver cuánto nos representa este procesos de paz como empresarios, hoy ya vamos en unas cifras importantes en impuestos que tenemos que pagar, esperamos que el Gobierno sea consciente de eso para poder asegurar más competitividad y así poder seguir creciendo. Pero en su momento tendremos que revisar porque hoy desconocemos completamente cuál es el rumbo de la paz”.