La importancia de las cooperativas para el desarrollo rural

El Gobierno y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) impulsan asociaciones agrícolas en las zonas afectadas por el conflicto armado para que estos territotrios se vuelvan más productivos.

cat_7109_5662096.jpg

Los campesinos del corregimiento de Pueblo Bello, en Turbo (Antioquia), mejoraron sus prácticas agrícolas para obtener un mejor precio por los plátanos que cultivan.
Los campesinos del corregimiento de Pueblo Bello en Turbo (Antioquia) mejoraron sus prácticas agrícolas para obtener un mejor precio por los bananos que cultivan.
Andrés Torres.

La fuerte arremetida paramilitar que sufrió el municipio de Turbo (Antioquia) en 1990 no solo dejó 43 víctimas fatales, sino también incalculables pérdidas económicas. Muchas familias tuvieron que vender o dejar sus tierras y la zona sufrió un aislamiento comercial que la sumió en la pobreza. Hoy, 26 años después de esa masacre, los agricultores de la región se empezaron a agremiar para vender arroz, caucho, banano y cacao.

Son más de 100 familias las que se han agremiado para acceder a subsidios estatales, micro créditos y mejorar la maquinaria para procesar las materias primas. Por ejemplo, hace un año la Cooperativa de Trabajo Asociado Productores Agropecuarios Solución Integración y Vida (Proasiv) compró una peladora de arroz. Eso les permitió vender el arroz que cultivan procesado y envasado para así recibir mayores ganancias. Antes vendían a $1.600 el kilo y ahora lo comercializan a $2.600.

Todos los campesinos de la zona pueden usar la máquina pero los miembros de la asociación pagan $200 por cada arroba descascarada mientras que los que están por fuera deben pagar $250. "Con estos incentivos queremos fomentar la cooperación, algo muy difícil porque la violencia hizo que muchos desconfiaran de sus vecinos. Uno no hablaba con nadie porque no sabía con cuál de los actores armados simpatizaba o colaboraba. Ahora el reto es romper esas barreras invisibles para hacer nuestra producción más eficiente”, explica Yesenia Luna, socia empresarial de la asociación.  

Este es un ejemplo de la asociación que el Gobierno y el Pnud quieren promover para volver más eficiente la agricultura en Colombia. Así lo explica Lina Arbeláez, gerente del área de superación de la pobreza de la organización. Las cooperativas, explica Arbeláez, están hechas para fortalecer a los individuos que están en una situación de vulnerabilidad frente al mercado. Estas economías de escala hacen que los insumos sean más baratos, que se puedan crear productos terminados a partir de la materia prima y que mejore la calidad y la cantidad para abastecer la demanda del mercado.

Las economías asociativas harían que todo el sector agrícola fuera más eficiente, algo que el país necesita con urgencia. Cifras del Ministerio de Agricultura muestran que en Colombia hay 22 millones de hectáreas de tierra cultivable pero solo se usan 5 millones. Muchas de las que sí se utilizan producen menos de lo podrían debido al atraso técnico y tecnológico del sector. Por eso el Ministerio ha dicho en varias ocasiones que impulsar el sector campesino es fundamental para el posconflicto.

Pero aquí hay una contradicción, o por lo menos así lo piensa Luis Alejandro Pedraza, Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). A él le parece extraño que el Gobierno firme Tratados de Libre Comercio con países industrializados mientras impulsa pequeñas asociaciones campesinas. "Eso impide que las cooperativas del sector agroindustrial tengan un entorno económico propicio para su desarrollo. Hoy en día muchos se desplazan no solo por la violencia, también por la pobreza que azota el campo. El desafío ahora no es solo crear la cooperativas, sino lograr que estas prosperen y lleguen a ser una fuente importante de ingresos en el sector”, explica.

Aunque hay visiones encontradas acerca de cómo se deben promover la creación y mejoramiento de las asociaciones y cooperativas, tanto los campesinos como el Gobierno y la CUT están de acuerdo en que estas son la esperanza para eliminar la pobreza extrema en el campo.