En cementerios no se respetan protocolos para la identificación de desaparecidos: víctimas

Fiscalía, Medicina Legal y la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos explicaron el panorama de la búsqueda de los desaparecidos y cómo están organizando sus funciones para llevar a cabo esta tarea.

whatsapp_image_2018-09-05_at_9.21.41_am.jpeg

Las instituciones respondieron a las preguntas de las víctimas. / Colombia2020

La primera pregunta para los panelistas durante el conversatorio: "El reto de encontrar a los desaparecidos del conflicto armado", convocado por Colombia2020 de El Espectador y realizado con el apoyo de la Embajada Alemana en Colombia, en asocio con la Unión Europea, fue ¿cómo cambiar la realidad de que las instituciones les dieron la espalda a las víctimas? Y el primero en responder fue el director del Instituto de Medicina Legal Carlos Valdés. “Durante muchos años las respuestas del Instituto para los desaparecidos fueron muy frías: aquí no está, vaya a la Policía, vaya a la justicia. Y luego no dábamos información bajo una frase que era: “esa información tiene reserva en la investigación”, y se les enviaba a todas las instituciones. Eso ha cambiado y en varios foros he pedido perdón a las víctimas porque el Instituto los y las maltrató. En Tumaco di la orden de que en las sedes se colocara un cartel que dijera “Aquí se da información de las personas dadas por desaparecidas””, dijo el funcionario al iniciar su intervención.

Video: Aclare sus dudas sobre cómo es la búsqueda de los desaparecidos en Colombia

De esta manera, Valdés continuó explicando que no van a ahorrar esfuerzos en la identificación de los desaparecidos. “No vamos a cerrar las puertas a los familiares. Hace 33 años les cerramos la puerta a la búsqueda de la verdad del Palacio de justicia. Somos culpables de haber entregado mal los cuerpos”.

El funcionario anunció que los cuerpos que no han podido identificar no los van a devolver a los cementerios, sino que los van a tener bajo su responsabilidad. “Cuando se devuelven a los cementerios ocurre una segunda desaparición. Vamos a tener presentes estos cuerpos y cada vez que tengamos avances científicos o en la metodología seguiremos estudiándolos”, dijo.

Los asistentes llevaron fotos y pendones con los rostros de sus familiares víctimas de desaparición forzada.

Esta decisión fue aplaudida por el público, pues en los cementerios de Colombia hay un pésimo manejo de los cuerpos sin identificar. Así fue denunciado por víctimas asistentes al evento y confirmado por el mismo Carlos Valdés. Incluso, una víctima pidió la palabra para explicar que en el cementerio de El Banco (Magdalena) los sacerdotes están haciendo bóvedas encima de las fosas donde están cuerpos de personas desaparecidas. Contó también que a su familiar lo encontraron en ese cementerio y hasta hoy no les han entregado información sobre el cotejo de ADN, una prueba que hicieron hace más de dos años.

Christoph Harnisch, jefe de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), explicó que “el manejo de los cementerios ha sido un problema, no se ha hecho bien. Las personas encargadas no tienen los conocimientos suficientes para no cometer errores. Claramente no estamos en una situación satisfactoria. Hay que pensar también en los lugares muy lejanos, donde esto se maneja de manera muy mala, por eso nosotros hacemos capacitaciones”.

Le puede interesar: Farc entregaron información de 33 desaparecidos

Valdés, dando respuesta a la denuncia, dijo: “La señora vicefiscal nos dio la salida: hay que intervenir ese cementerio inmediatamente y recuperar los cuerpos. No podemos dejar que los cementerios sigan disponiendo de los cuerpos a su manera”.

Ahora, comentó que tras la asignación de recursos a la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas el Instituto se está transformando para dar respuesta a las víctimas y para coordinarse con la Unidad y la Fiscalía.

“El Instituto tiene claro que la Unidad de Búsqueda es de carácter humanitaria. En este sentido hicimos una modificación en la estructura y creamos una dependencia para trabajar especialmente para la Unidad de Búsqueda, en esta priman las víctimas. Además, estamos preparando un sistema informático para trasladar la información a la Unidad y estamos apoyando a la unidad en algo muy importante: tenemos claro que no solo trabajamos por la identidad de los cuerpos, vamos a trabajar por la verdad. Para eso tenemos dispuesta nuestra capacidad científica”, explicó Valdés.

Las víctimas intervinieron y preguntaron a los funcionarios por los estados de sus casos. 

Respecto a esto, Luz Marina Monzón, directora de Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas, dijo que hay un diálogo permanente con este Instituto y con la Fiscalía, para no duplicar funciones. Además, explicó que la Unidad se está coordinando con las otras dos partes del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición: la Jurisdicción Especial para la Paz y la Comisión de la Verdad. “Es importante saber cómo vamos a coordinar la presencia del territorio de manera conjunta con la Comisión de la Verdad. Estamos construyendo esos mecanismos para saber cómo la JEP nos va a entregar esa información y  cómo contribuirá a la búsqueda de los desaparecidos. Especialmente, debemos saber cómo esa entrega de información influye en la condicionalidad de quienes recibirán beneficios de la JEP”, dijo Monzón.  

Lea también: Fiscalía entregará a la JEP informe de desaparición forzada: más de 22 mil procesos

La Fiscalía se unió al pedido de perdón a las víctimas que inició Carlos Valdés. La vicefiscal y fiscal encargada María Paulina Riveros dijo: “La primera propuesta mía es que desde una perspectiva conceptual cataloguemos la desaparición forzada como una vergüenza de Estado. Todas las instituciones fallamos”.  También explicó que tienen un diálogo fluido con todas las instituciones, dando un parte de tranquilidad para las víctimas. Además, aclaró que la Fiscalía debe seguir con los casos que lleva hasta que la JEP diga si son de su competencia, es decir, que ocurrieron con ocasión del conflicto armado. “La Fiscalía tiene la obligación de continuar investigando todos los casos de desaparición forzada”, dijo.

Riveros anunció que la próxima semana la Fiscalía entregará un informe de desaparición forzada que incluye 17.000 procesos en justicia ordinaria y 5.000 en Justicia y Paz.

Lea: "No habrá paz estable sin superar el flagelo de la desaparición forzada": embajador alemán Peter Ptasse

Rosario Arroyo, quien tiene a su hijo desaparecido, participó en el panel y denunció que en Barranquilla la Fiscalía no da respuesta a las víctimas y, por el contrario, las revictimizan. De esta manera la vicefiscal se comprometió a llevar los casos que fueron puestos en su conocimiento para decirles en qué va a esa investigación.

Hernando Díaz es el hijo de Rosario Arroyo, fue desaparecido cuando prestaba el servicio militar. 

“Entendemos la frustración y la rabia de no saber nada”, dijo Valdés y continuó. “Yo les he dado instrucción a los funcionarios para no irrespetar a las víctimas, para dialogar de manera constructiva. Debe ser un lenguaje pedagógico. Estamos generando unos procedimientos para invitar a los familiares a nuestros laboratorios”, recalcó.

Rosario Arroyo y otras víctimas presentes alzaron la voz para decir que, además de verdad y justicia, necesitan garantías para buscar y encontrar a sus desaparecidos, pues algunas lideresas han recibido amenazas y han sido constantemente revictimizadas por las instituciones. “El cadáver no pierde la dignidad humana”, dijo Valdés y de esta manera debe pensarse la búsqueda de los desaparecidos.