Dice alcalde de Toribío, Alcibiades Alcibiades Escué

Territorios del Cauca se preparan para implementar la paz

De no avanzar el proceso de diálogo hacia un acuerdo entre el Gobierno y los promotores del No, el próximo viernes Toribío, Jambaló y Corinto, tres municipios del Cauca, se inscribirían en la Registraduría Nacional para recolectar firmas y empezar a materializar en sus territorios los acuerdos pactados en La Habana.

toribio.jpg

Las calles de Toribío fueron pintadas con grafitis para borrar las huellas de la guerra.
AFP

El pasado domingo los toribianos salieron a las urnas a buscar la aprobación del acuerdo de paz de La Habana y dejar atrás los más 600 enfrentamientos entre Farc y Ejército que vivió el municipio durante la última década. Salieron juiciosos, indígenas y campesinos, a responder la pregunta de un gran sueño: Sí apoyamos el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera.

Votó la mitad del pueblo habilitado: 8220 personas. El 96% de los votos fueron válidos y el Sí se impuso con 6.535 sufragios. Esa intención venía de tiempo atrás cuando el presidente Juan Manuel Santos se hizo reeligir en junio de 2014 con las banderas de la paz. Entonces decidieron 9.362 personas, de las cuales, 8.406 votaron por el actual mandatario. Esa fue la manera en que el 90% de los toribianos le ha expresado a Colombia que su gente está aburrida de ver caer tatucos, cilindros bomba y balas de metralla punto 50.

Lea también: Cauca, más allá del NO

“De ninguna manera vamos a permitir que esta vez no se alcance la paz”, dice Alcibiades Escué, alcalde de Toribío. El miércoles pasado estuvo en Bogotá reunido con los mandatarios de los pueblos marcados por la guerra: Bojayá (Chocó), Corinto y Jambaló (Cauca), La Uribe (Meta), Miraflores (Guaviare), Puerto Asís (Putumayo), Cartagena del Chairá (Caquetá), entre otros. “Con todos los del sí”, dice él y anuncia una propuesta que ya le presentaron al presidente Santos y que se discute entre los 42 alcaldes del Cauca y otros de Chocó y Nariño.

Se trata de la regionalización de los acuerdos de paz a través de los cabildos abiertos, un derecho constitucional que podrían utilizar los alcaldes para implementar los acuerdos de La Habana en cada una de las poblaciones, previa consulta a la ciudadanía a través de la recolección de firmas. “Es urgente implementarlos independiente de lo que ocurrió en el resto del país en las elecciones. Es que los acuerdos están firmados por las Farc y el Gobierno, y el documento habla de la paz territorial. En municipios como Toribío, Jambaló o Corinto, los asesinatos, la estigmatización y las víctimas, nada de eso quisiéramos repetir”.

Lea también: La vida en Jambaló, Cauca, sin conflicto armado

Por ahora, de no avanzar el proceso de diálogo entre Gobierno y los promotores del No al acuerdo final, el próximo viernes Toribío, Jambaló y Corinto tomarían la decisión de inscribirse en la Registraduría Nacional para hacer la recolección de firmas y empezar a materializar los acuerdos pactados en La Habana en esos territorios.

¿Qué se implementaría? Según el alcalde Escué, temas como la reforma agraria sería inútil intentarlo en su municipio porque allá hay poca tierra para distribuir entre quienes la requieran. “Antes, hay escasez”, dice. “Pero el tema de la erradicación de cultivos de uso ilícito lo venimos trabajando de tiempo atrás, y la participación política también, porque hay que prepararse para recibir al nuevo partido político (de las Farc) que, en Toribío o en cualquier otra parte de Colombia, tiene simpatizantes. Hay que garantizar que el pueblo escuche la visión de las Farc sin que tengan que acudir a un fusil, sino con la razón, ahí reside la verdadera reconciliación”.

Lea también: El Cauca como escenario de reconciliación

Mientras tanto, el próximo martes los 42 alcaldes del Cauca junto al Gobernador, Oscar Rodrigo Campo, marcharán hasta la Casa de Nariño para plantarse en frente y expresar las preocupaciones después de lo ocurrido el domingo 2 de octubre. Pretenden darle un espaldarazo al Gobierno Nacional, y en particular, al acuerdo de paz firmado con las Farc. Asimismo, el Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), en el marco del Congreso de Pueblos Ancestrales, el 12 de octubre hará una caminata masiva por la capital del país, mientras que los campesinos y afros del Cauca aún están pensando cuál será la fecha para concentrarse en varios puntos del país o también llegar a Bogotá a exigir la implementación del documento acordado en La Habana.

El próximo 5 de noviembre se cumplirán dos años desde el último día en que se escucharon las ráfagas de fusil de guerrilleros del sexto frente de las Farc en Toribío. En esa oportunidad, acabaron con la vida de dos guardias indígenas, luego de que estos retiraran las vallas con las que conmemoraban el aniversario de la muerte de “Alfonso Cano”, máximo comandante de esa guerrilla. En la memoria quedaron: Manuel Antonio Tumiñá y Daniel Coicué. Y hasta eso, tan reciente y que casi acaba con el proceso de paz, los toribianos lo perdonaron.

últimos contenidos