Así nace el movimiento de Mujeres Cocaleras del sur de Colombia

Esta organización, que tuvo su primer encuentro en marzo pasado, denuncia que el Gobierno pretende excluir a las mujeres procesadas por delitos menores de drogas de los beneficios penales. Algo que contraría lo pactado con las Farc en la Habana. A través de podcast radiales cuentan la historia que tienen marcada en sus manos.

coca_1.jpg

El primer encuentro de Mujeres Cocaleras del Sur de Colombia se dio el pasado 17 y 18 de marzo, en Puerto Asís (Putumayo).
/Cortesía.

"No nos den trato de narcotraficantes a quienes tenemos relación con los cultivos de coca", es la consigna de las Mujeres Cocaleras del Sur del Colombia, cuya organización agrupa a las trabajadoras de la mata de los departamentos de Caquetá, Cauca, Meta, Nariño y Putumayo. El pasado 17 y 18 de marzo, en Puerto Asís, setenta y cinco de ellas se reunieron para analizar su realidad como cultivadoras, recolectoras y realizadoras de otras actividades asociadas a la economía de la hoja. 

Estas mujeres, más que nadie, tienen claro que, tras el acuerdo de paz con las Farc, el arbusto que durante tantos años permitió la subsistencia de las comunidades de estas regiones, hoy tendrá que acabarse. Y lo dicen sin apego a un cultivo que las ha mantenido en el anonimato, escondidas de las autoridades y, otras, con las secuelas de lo que la cárcel les dejo.

El temor no es arrancar las matas de coca para empezar una nueva vida, el miedo está en no tener qué comer en unos territorios que tienen tierras de vocación agrícola, en un país en el que la agricultura local no vale un peso para el mercado.

Por eso, en esa brega, las mujeres están levantando la voz para no ser excluidas de tajo en el proceso de sustitución voluntaria de cultivos de uso ilícito. Excluidas del trato diferencial, como quedó pactado entre el Gobierno y las Farc para poner fin a la guerra. "Que las mujeres que están en las cárceles dentro y fuera del país por su relación con la economía de la coca (cultivadoras, raspadoras, transformadoras, transportadoras y vendedoras) sean beneficiarias de excarcelamiento y cesación de procesos penales", dice la declaración del encuentro en Puerto Asís, denuncia que se hizo pública tras conocer que los beneficios punitivos para las mujeres procesadas por otros delitos menores asociados a drogas, serían excluidos del proyecto de ley vía fast track que el Gobierno tramita solo para cultivadores de coca.

A la par, las mujeres traerán la declaración final del último encuentro, en el que manifiestan sus preocupaciones y demandas entorno a: planes de sustitución, participación equitativa, economías sostenibles y no criminalización de los eslabones más débiles de la cadena del narcotráficode la coca en los que participan las campesinas del país.

Según datos del Grupo Gpaz (Género y Paz), del cual hace parte la Corporación Humanas y el Movimiento de Mujeres Cocaleras del Sur de Colombia, es importante recordar que en el país, desde 1991, el número de mujeres encarceladas se ha multiplicado 5.5 veces y que cerca de cinco de cada diez están en prisión por delitos relacionados con drogas. De ellas, el 93% son madres y el 52% son madres cabeza de hogar.

Por estas razones, el próximo 17 de mayo llegarán a Bogotá acompañadas por la Alianza de Mujeres Tejedoras de Vida del Putumayo. A pedir que el Gobierno cumpla con lo acordado en la Habana. A hacerles escuchar estas piezas radiofónicas que dan cuenta de su realidad: testimonios de cotidianidades, dificultades y anhelos de las mujeres cocaleras del sur de Colombia.

*Realización: Catalina Ballesteros - Corporación Humanas Colombia
Producción: Lola Mora Producciones, Alianza de Mujeres "Tejedoras de Vida del Putumayo". Audios recopilados en trabajo de campo y en el marco del Encuentro de Mujeres Cocaleras del Sur de Colombia.