En total, hay cuatro esquemas de cooperación financiera internacional

Un impulso financiero a la implementación de la paz

Con una partida presupuestal de 95 millones de euros fue creado oficialmente este lunes en Bruselas el Fondo Fiduciario de la Unión Europea, que servirá para poner en marcha proyectos y programas en el posconflicto.

union_europea_y_juan_manuel_santos.jpg

El presidente Juan Manuel Santos junto a los miembros de la Unión Europea luego de la firma del documento.
/ SIG - Presidencia

Que la implementación del Acuerdo de Paz será un proceso de largo aliento que probablemente tomará varios años es algo en lo que tanto el Gobierno como las Farc han insistido con vehemencia en los últimos meses. Sobre todo porque en un contexto de polarización política tan fuerte como el que vive el país desde el triunfo del No en el plebiscito, las expectativas por los beneficios que traerá el fin de 52 años de conflicto armado son muy altas y las demoras o retrasos de más pueden ser perjudiciales.

De ahí la importancia de que desde ya se comience a poner en marcha los programas y proyectos que no requieren trámite legislativo previo y que pueden dar frutos en el corto plazo en temas claves como desarrollo agrario, sustitución de cultivos ilícitos y desminado humanitario. Y la creación, este lunes, del Fondo Fiduciario de la Unión Europea (UE) para el posconflicto es un fuerte impulso para avanzar en ese camino.

Con un capital de 95 millones de euros (recursos de la Comisión Europea y 19 estados miembros), el organismo internacional respaldará una serie de iniciativas para consolidar la paz tras la firma del acuerdo con las Farc, algunas de las cuales ya están andando. “Este nuevo respaldo de la UE es para nosotros una señal de confianza que nos anima a seguir adelante en esta nueva etapa (...) es un fondo por 95 millones de euros que vamos a poder invertir especialmente en iniciativas de desarrollo rural integral que ya tenemos en marcha”, aseguró el presidente Juan Manuel Santos desde Bruselas (Bélgica), a donde llegó para sellar la constitución oficial de dicho fondo.

El jefe de Estado manifestó incluso que ayer mismo comenzó a operar uno de esos programas, denominado “Amazonia joven” y que beneficiará a mil familias de regiones como Guaviare, Meta y Caquetá, entre otras, con proyectos de energía solar, agua potable, construcción de colegios, rehabilitación de vías y construcción de puertos fluviales.

En total, según reveló la alta comisionada para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, la Unión Europea apoya el posconflicto en Colombia con 585 millones de euros que incluyen —además de los recursos del fondo— préstamos del Banco Europeo de Inversiones y recursos de cooperación bilateral destinados a programas de desarrollo sostenible, fortalecimiento institucional, desarrollo económico local, comercio sostenible, entre otros.

“Somos conscientes de que construir una paz estable y duradera no será fácil. La reconciliación exigirá el esfuerzo de esta generación y de las venideras (...) queremos apoyar con medidas pragmáticas el paso de este acuerdo a la plena reconciliación. Esta es la idea que inspira el Fondo Fiduciario para Colombia”, insistió Mogherini.

Con los recursos ya oficializados, el primer mandatario sostuvo que dio instrucciones precisas a su alto consejero presidencial para el Posconflicto, Rafael Pardo Rueda, para que permanezca el tiempo necesario en Bruselas y comience a coordinar el uso concreto que se dará a dichos fondos. El de la Unión Europea se suma a otros tres esquemas de cooperación internacional similares —el de Naciones Unidas, el del Banco Mundial y el del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)—, que agrupados bajo el denominado Fondo Colombia en Paz reúnen cerca de US$280 millones.

Se trata de un paso trascendental en el camino que comienza a transitarse para la implementación de los acuerdos de La Habana, camino que, como lo reconoció el mismo presidente Santos, no será nada fácil. De hecho, el mandatario aprovechó la tribuna en Bruselas para hacer, de nuevo, un llamado a la unidad en este proceso que arranca para el país y que, según él, constituye una oportunidad única para dejar a un lado las diferencias personales y partidistas.

“Yo le he ofrecido a la oposición, a quienes todavía tienen dudas sobre este proceso y sobre los acuerdos, que hagamos un gran acuerdo nacional alrededor de la implementación de los acuerdos (...) Si eso se hace en forma consensuada, esos acuerdos van a dar unos beneficios más inmediatos, y mejores beneficios, más beneficios”, recalcó Santos.