Santos propone financiación estatal de las campañas

Durante la instalación de la Misión Electoral Especial el Presidente pidió que las recomendaciones de reforma al sistema sean entregadas en dos meses.

instalada_misison_electoral_enero_17_2016.jpg

El presidente Juan Manuel Santos instaló la Misión Electoral Especial que le dará garantías políticas a las Farc cuando dejen las armas.
Presidencia

Los escándalos de corrupción que en las últimas semanas han estallado en el país han puesto en la agenda pública y en la del Gobierno la necesidad de discutir y encontrar mecanismos que impidan que los cargos públicos sean utilizados para el servicio de intereses económicos privados. Y, como lo dejó claro esta semana el presidente Juan Manuel Santos, el Ejecutivo sumará esfuerzos para que la lucha contra ese flagelo se dé desde todas las esferas.

De ahí la sugerencia que el jefe de Estado les hizo este martes a los seis integrantes de la Misión Electoral Especial, encargada de entregar recomendaciones al Gobierno sobre los ajustes normativos e institucionales necesarios para reformar la Organización Electoral y modernizar el sistema político colombiano. Durante la ceremonia de su instalación oficial en la Casa de Nariño, el jefe de Estado solicitó a sus miembros estudiar la posibilidad de que la financiación de las campañas políticas sea 100 % estatal, con el fin de evitar que se sigan presentando casos de corrupción.

“A estas alturas, con lo que estamos viendo, hay que ser prácticos y oportunos. Por eso les sugiero que piensen en este momento si no sería conveniente una financiación 100 % estatal para dejar a un lado todas esas injerencias de contratistas y de intereses económicos sobre nuestra democracia y después veremos si ese método funciona o no”, manifestó Santos.

Para el mandatario, la posibilidad de fortalecer la democracia y mejorar el sistema electoral es también la oportunidad de “limpiar y cambiar la forma de hacer política” en el país, empezando por temas tan fundamentales como el costo “millonario” de las campañas, algo que se ha convertido en un círculo vicioso de corrupción.

Según el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, la propuesta es un desafío oportuno, dados los últimos acontecimientos: “Todos estos hechos de corrupción que se han conocido tienen un común denominador y es la financiación ilegal de campañas por contrabandistas, chanceros, contratistas, narcotráfico y todas esas fuentes que generan esta espiral de corrupción (...) hay que avanzar hacia un sistema que garantice transparencia e igualdad de oportunidades a todos los candidatos para acceder a los cargos públicos”.

El tema, señaló Elisabeth Ungar, directora del Observatorio Congreso Visible e integrante de la Misión, pasa por la necesidad de que se construya un sistema electoral que les dé garantías a todos los partidos políticos y que los ciudadanos tengan la seguridad de que su voto no será objeto de manipulación. “Estamos totalmente de acuerdo en que en la financiación de las campañas está el foco de la corrupción y ese es uno de los grandes problemas del sistema colombiano”, dijo.

La propuesta de financiación estatal no es nueva y según Alejandra Barrios, directora de la Misión de Observación Electoral (MOE) y miembro también del grupo de expertos, ha sido derrotada varias veces. Y aunque reconoce que es una medida importante, cree que la clave está en poder rastrear los dineros ilegales que entran a las campañas. “Si no tenemos un mecanismo a través del cual perseguir la plata ilegal, vamos a seguir viendo elección tras elección candidatos con maletines de plata comprando votos y no solo comprando funcionarios públicos, sino también devolviendo los favores de las contrataciones que se hacen para llegar a esos cargos”, manifestó.

Cabe recordar que la MOE, desde hace algunos meses, viene trabajando de la mano con organizaciones sociales y la academia en propuestas puntuales para mejorar el actual sistema electoral. Algunos de los planteamientos analizados, y que serán puestos a consideración de la Misión, son la necesidad de reformar la arquitectura institucional del país; el establecimiento de nuevas reglas para la creación de partidos políticos locales, regionales y nacionales; la imposición de sanciones a la corrupción política y electoral y la financiación de la política.

“Lo que ha pasado en La Guajira con Kiko Gómez demuestra una gran debilidad de la democracia interna en los partidos en cuanto a la elección de sus candidatos”, agregó Barrios.

Además de la directora de la MOE y de Ungar, también hacen parte de la Misión Electoral Especial Alberto Yepes, consejero de Estado; Jorge Enrique Guzmán, fundador y director del Departamento de Sicología Social de la Universidad Javeriana; Juan Carlos Rodríguez-Raga, profesor asociado del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de los Andes, y Salvador Romero, exdirector del Centro de Asesorías y Promoción Electoral del Instituto Interamericano de Derechos Humanos. La selección de sus nombres fue hecha por  el Centro Carter, el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NIMD) y los departamentos de Ciencia Política de las universidades Nacional y de los Andes.