¿Qué es el Congreso Nacional de Paz?

La iniciativa que se lanzará este martes hará encuentros regionales en los que se discutirán la implementación del acuerdo suscrito entre el Gobierno y las Farc, el impulso a los diálogos con el ELN y las garantías para el ejercicio político. Quieren propiciar el primer debate entre precandidatos a la Presidencia en 2018.

Luego de que el No se impusiera en el plebiscito, el 2 de octubre de 2016, organizaciones sociales y algunos sectores políticos se propusieron articular las iniciativas regionales de paz. Un producto de ese proceso se podrá ver este martes 4 de abril en Bogotá: se lanzará el Congreso Nacional de Paz. La iniciativa aglutina organizaciones sociales de los departamentos de Cauca, Nariño, Norte de Santander, Antioquia, Santander, Atlántico, Boyacá, Córdoba y Tolima. Al evento asistirán, entre otros, los facilitadores de paz del ELN Juan Carlos Cuellar y Eduardo Martínez y Andrés París quien fue, desde el 2012, plenipotenciario de las Farc en los diálogos de La Habana.

El objetivo del Congreso Nacional de Paz es construir lo que llaman un “pacto nacional de paz”. Los ejes temáticos serán tres: la implementación del acuerdo suscrito entre el Gobierno y las Farc, el impulso a los diálogos con el ELN y las garantías para el ejercicio político.

 “Se trata de llegar a acuerdos sobre cosas mínimas como sacar la violencia de la vida de los colombianos”, explica Luis Sandoval, presidente de la Red Nacional de Iniciativas por la paz y Contra la Guerra (Redepaz). Para la construcción de este documento se adelantarán asambleas en nueve departamentos del país entre el 27 y el 28 de abril.

Las universidades serán el escenario principal de esos encuentros regionales. Sin embargo, las zonas veredales de normalización en las que las Farc están dejando las armas también están en el radar del Congreso Nacional de Paz. “Hay mucha demanda de parte de la sociedad civil para que esos lugares también sean escenario de participación”, dice Sandoval. Por eso, la iniciativa visitará seis zonas en las que se encuentran los guerrilleros.

Las propuestas que se recojan en las regiones serán llevadas, por voceros elegidos en esos encuentros, a Bogotá. El 29 de abril se realizará en el Salón Elíptico del Congreso una gran asamblea de la cual saldrá el pacto nacional por la paz. Además, se tiene proyectado realizar un panel con los precandidatos presidenciales que, todo parece indicar, serán quienes compitan por la presidencia en 2018. Se espera que a la cita acudan Humberto de la Calle, Germán Vargas Lleras, Claudia López, entre otros.

La iniciativa todavía acepta inscripciones de movimientos ciudadanos que quieran hacer parte de los encuentros regionales por medio de su página web. Aunque el Congreso Nacional de Paz cuenta con experimentadas organizaciones sociales como la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (Fensuagro), el Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep) y el Teatro la Candelaria, los organizadores del evento resaltan que varias organizaciones de jóvenes se hayan unido a la iniciativa como Paz a la Calle.

Entre los sectores que integran el Congreso Nacional de Paz hay preocupaciones por las demoras en la adecuación de las zonas veredales y por el asesinato de líderes sociales en el país que, según la Defensoría del Pueblo, en los últimos 14 meses les costó la vida a 156 colombianos.

En cuanto al proceso de paz con el ELN quieren sumar voces que apoyen el diálogo con esa guerrilla. Sandoval dijo que, además, buscan que se declare un cese bilateral al fuego lo antes posible. Estas negociaciones se postergaron durante varios meses debido al secuestro del excongresista chocoano Odín Sánchez pero después de su liberación, el pasado dos de febrero, se instaló la mesa de negociaciones en Quito. El 30 de marzo la cuenta de Twitter de esa guerrilla anunció que este siete de abril se dará a conocer los resultados del primer ciclo de conversaciones. 

Mauricio Martínez, un abogado que trabaja en la Unidad de Trabajo Legislativo del senador del Polo Democrático Alberto Castilla, explica que el evento de cierre se va a hacer en el Congreso porque “ese es un espacio que brinda unas condiciones de igualdad para todos los sectores”. Por su parte, Sandoval afirma que para construir la paz “nos tenemos que aproximar a los indiferentes y a los no convencidos”. Esta última afirmación devela que hacer esa actividad en el parlamento puede tener como fin llamar la atención de sectores políticos como el uribismo que han sido fuertes críticos de la manera como en los últimos años se ha entendido la paz.