Preparativos para instalación de la mesa de conversaciones en Quito, Ecuador

Mesa con el Eln, en “stand by”

El presidente Santos condicionó la instalación de los diálogos a la liberación de Odín Sánchez. El Comité Internacional de la Cruz Roja, con el acompañamiento de la Iglesia católica, avanzaban en el operativo para recibir al político chocoano. Una vez ello se cumpla, se definirá fecha y hora del acto oficial de inauguración de las negociaciones.

mesa_con_eln-1.jpg

Preparativos para el acto de instalación de una mesa de conversaciones entre el Gobierno y la guerrilla del ELN en el Museo Guayasamin en Quito, Ecuador. October 27, 2016. / AF
AFP

Desde el 30 de marzo pasado, cuando desde Caracas (Venezuela) el Gobierno y el Eln anunciaron un acuerdo en torno a una agenda a negociar para buscar el fin de la confrontación armada, el tema del secuestro apareció como una talanquera. En más de una ocasión, el presidente Juan Manuel Santos dijo que el paso hacia la fase pública de diálogos solo se daría cuando esa guerrilla dejara en libertad a todas los plagiados. Requisito que alias Gabino, máximo comandante del Eln, rechazó pues, en su criterio, ya se había establecido una hoja de ruta en la que el tema sería abordado más adelante, con una polémica declaración: ¿Qué tal que colocáramos como condición para continuar los diálogos que liberaran los guerrilleros que están en las cárceles en condiciones infrahumanas y muriendo por falta de atención médica del Estado?”.

Un tire y afloje en el que el jefe de Estado no está dispuesto a ceder y que ha hecho que se aplace la instalación de la mesa de negociaciones, prevista para la tarde de este jueves en la Capilla del Hombre, una casa museo en Quito (Ecuador). Aunque los miembros de la delegación de paz del Gobierno estaban listos para viajar al vecino país para cumplir con la cita, Santos ordenó suspender el desplazamiento hasta tanto se dé la liberación del político chocoano Odín Sánchez, quien permanece en poder del grupo guerrillero desde el 3 de abril, cuando se canjeó por su hermano, el exgobernador Patrocinio Sánchez, secuestrado en agosto de 2013. Ese intercambio, según versiones de la también hermana de ambos Astrid Sánchez, le habría costado a la familia $500 millones.

Lea también: ¿Quiénes son los negociadores del Gobierno y el ELN?

“Quiero anunciarle al país que le he dado instrucciones al equipo negociador con el Eln de que suspenda su viaje a la ciudad de Quito. Acabo de llamar al presidente Rafael Correa, a quien le he agradecido toda su colaboración para avanzar en estos diálogos y le he informado de esta decisión”, manifestó el primer mandatario, reiterando, eso sí, la disposición y voluntad del Gobierno Nacional para avanzar en este proceso. Es claro que el caso de Odín Sánchez se convirtió en un inamovible para el presidente Santos, así en los últimos meses el Eln haya dado muestras de buena voluntad liberando a algunas de las personas que tenía en su poder.

En efecto, a comienzos de octubre entregó en zona rural de Arauca a una delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) al arrocero Nelson Alejandro Alarcón. Antes había devuelto al también arrocero Diego José Ulloque Veleño y el exalcalde de Charalá, Fabio León Ardila. En los registros de las autoridades, Sánchez aparece como el último plagiado por esa guerrilla, pero se conocen otras denuncias, como la de la familia del empresario Octavio Figueroa, secuestrado hace siete meses en La Guajira y por quien el Eln estaría pidiendo US$5 millones. Igualmente se habla de Aleixer Pérez, los patrulleros de la Policía Héctor Pérez y Robert Guaquez y los jóvenes Éric Torres y Javier Alvernia.

Lea también: Cuenta regresiva para una mesa con el ELN

Hay quienes hablan de crisis en un proceso que ni siquiera ha arrancado formalmente. Sin embargo, un comunicado emitido por Juan Camilo Restrepo, jefe de la delegación de paz del Gobierno, hace pensar que el impasse será superado y que el proceso retomará su curso este viernes. En este, habla de “compromisos establecidos” por las partes en la última ronda en Caracas, en los que, entre otros aspectos, siempre se dejó claro que era necesaria la liberación efectiva del exrepresentante a la Cámara Odín Sánchez para dar inicio a esta fase pública.

En este sentido, Restrepo reveló que el Comité Internacional de la Cruz Roja, con acompañamiento de la Iglesia católica, ya había iniciado el operativo de liberación. “El Gobierno celebra este hecho y toma nota de este procedimiento, que espera que concluya satisfactoriamente, ojalá antes del 3 de noviembre, fecha acordada para dar inicio a la primera ronda formal de negociaciones, y le informa a la opinión pública que la ceremonia inaugural será reprogramada hasta que exista la certeza de que el señor Odín Sánchez ha regresado sano y salvo a la libertad. Agradecemos al gobierno de Ecuador toda la disposición que ha tenido para la preparación de esta ceremonia y esperamos que en los próximos días podamos estar allí para cumplir esta cita con la paz”, concluye el comunicado de Restrepo.

A su vez, a través de la cuenta oficial en Twitter de la delegación para los diálogos de paz, el Eln expresó su malestar por la decisión del Gobierno: “No compartimos la suspensión de la instalación de la mesa”, “Estamos intentando reprogramar la instalación de la mesa en los próximos días” y “Reconocemos el esfuerzo y apoyo de las delegaciones sociales presentes hoy en Quito. Alentamos continuar participando”, fueron algunos de los trinos. De hecho, varios representantes de la sociedad civil y periodistas de muchas partes del mundo se hicieron presentes en el sitio de instalación, donde una mesa larga cubierta con un mantel blanco y varias sillas se quedaron esperando a unas delegaciones que nunca llegaron.

Por otra parte, fuentes cercanas a la negociación le dijeron a El Espectador que la guerrilla no se va a desmontar de la obligación que adquirió previamente de dejar en libertad a Odín Sánchez, solo que el operativo habría sufrido retrasos por factores climáticos, pero que de parte del Gobierno existía también el compromiso de dejar salir de la cárcel a dos miembros de la organización que tienen que desplazarse hasta Ecuador con el fin de hacer parte de su equipo negociador: Juan Carlos Cuéllar y Eduardo Martínez Quiroz. Al parecer, aunque el Gobierno dé su aval, es un juez el que toma la última decisión y ahí estaría el inconveniente.

Payanés y con más de 30 años de militancia en las filas de la subversión, Cuéllar es miembro de la dirección nacional del Eln y está detenido desde 2008, cuando fue capturado en un operativo realizado en Chachagüí (Nariño), al parecer delatado por alguien cercano. Desde prisión —está recluido en la cárcel de Bellavista en Medellín— y como vocero político, ha sido el encargado de establecer los contactos para explorar la posibilidad de iniciar conversaciones de paz, incluso desde época del gobierno de Álvaro Uribe. De hecho, se dice que en esta ocasión fue ficha clave para destrabar en varias ocasiones los diálogos entre las partes.

En cuanto a Martínez, su verdadero nombre es Wigberto Chamorro y es hermano de Herlington Chamorro, alias Antonio García, uno de los miembros del Comando Central (Coce) del Eln. Oriundo del Putumayo, es un médico cirujano capturado el 30 de octubre de 2014 en Cúcuta, cuando precisamente oficiaba como asesor en los diálogos exploratorios con el Gobierno. En ese momento, el grupo guerrillero consideró que su captura ponía en riesgo los avances de la negociación. Está detenido también en la cárcel de Bellavista de Medellín.

También se dice que al Gobierno le mortifican mucho las versiones que se escuchan sobre un supuesto pago de dinero por parte de la familia de Sánchez para facilitar la liberación. De hecho, el senador Armando Benedetti, del Partido de la U, preguntó en Twitter: “Ojalá el Eln nos diga la verdad. ¿La liberación de Odín Sánchez es por un pago de dinero o por el proceso de paz?”. Y la exministra Marta Lucía Ramírez le solicitó al presidente Santos, además de la liberación del dirigente chocoano, condicionar la negociación a que el Eln cese el secuestro y reclutamiento de menores”. Todo queda pues en stand by, dependiendo del desarrollo de los acontecimientos con respecto a la liberación de Odín Sánchez.

últimos contenidos