Así quedarían los estatutos de la nueva colectividad

Las bases del partido Farc: Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común

Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común será el nombre del nuevo partido político. En una rueda de prensa, a las 10:00 de la mañana de este viernes, se darán a conocer los nombres de quienes integran las listas a Senado y Cámara. 

el_congreso_constitutivo_del_partido_politico_de_las_farc_culmina_este_viernes._cristian_garavito.jpg

El congreso constitutivo del partido político de las Farc culmina este viernes.
Raúl Arboleda - AFP

Hoy se acaba la incertidumbre. Culmina el congreso de las Farc sin armas, en Bogotá, luego de casi una semana de deliberaciones y votaciones en las que se estructuraron los aspectos fundamentales que servirán de base para el nuevo partido político que entrará en la escenario electoral del país a partir de 2018.

Lea también: Así llegarán las Farc al Congreso

Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común fue el nombre aprobado en plenaria ayer, manteniendo el acrónimo Farc. El logo, en color rojo, es una especie de flor desde una mirada cenital con una estrella de cinco puntas en el centro. Está previsto que a las 10:00 de la mañana de este viernes se presente oficialmente a la ciudadanía lo decidido en los comités de trabajo, en los que participaron más de 1.200 delegados provenientes de las zonas veredales, milicianos y miembros del Partido Comunista Clandestino (PC3).

El Espectador conoció un borrador de 18 páginas, con correcciones, de los estatutos del nuevo partido en el que se definen, entre otras cosas, las líneas de orientación político-ideológicas, los órganos de dirección, la estructura interna y organización de la colectividad en el orden local, territorial y nacional, así como las prohibiciones que regirán para los militantes y afiliados.

En cuanto al primer aspecto, el artículo 5 señala que el partido recoge los principios y las elaboraciones teórico-políticos “derivados del pensamiento crítico y libertario, así como las experiencias que a partir de ellos se han desarrollado tanto a nivel mundial como en nuestro continente americano y, en especial, formuladas por las Farc-Ep desde su momento fundacional, en 1964”.

En letras tachadas en el borrador, a forma de exclusión, aparece que la orientación ideológico-política no tendrá en cuenta —o al menos no quedará plasmado en los estatutos— “la obra y la acción política de Marx y Lenin, del pensamiento emancipatorio bolivariano”. Una anotación al final del artículo señala que éste deberá “conservarse con las correcciones hechas”.

Se señala que se tratará de un “partido revolucionario”, entendido como la oposición a toda forma de dominación patriarcal, “que otorgará a la mujer un lugar central en la lucha contra la dominación y la explotación propias del orden social vigente, internacionalista y solidario con todas las luchas sociales y populares en América y el mundo, y esencialmente democrático”.

Dentro de los estatutos se incluye un parágrafo transitorio en el artículo 8 sobre participación electoral, que señala que los congresistas que irán a las curules de Senado y Cámara de Representantes en el período 2018-2022 “serán designados por la primera Asamblea Nacional de los Comunes o mediante delegación por el Consejo Político Nacional. La integración completa de las listas a presentar para tales procesos electorales será función del Consejo Político Nacional”.

Esta Asamblea Nacional de los Comunes será la máxima instancia de dirección del partido y estará conformada por los delegados elegidos por las figuras organizativas del orden local y territorial, que serán los consejos locales de los comunes y los consejos territoriales. De esta forma, tendrá entre sus funciones la aprobación de la línea política del partido, los estatutos, programa y otros documentos programáticos, definir los lineamientos de la política electoral y elegir al presidente de la colectividad. En el nivel territorial, las instancias máximas de dirección serán la Asamblea Local de los Comunes y la Asamblea Territorial de los Comunes.

Los estatutos del partido de las Farc también señalan que el militante o afiliado que renuncie “perderá todos los derechos que le corresponden y, por consiguiente, perderá la curul que desempeñe en corporaciones de elección popular o el cargo de elección para el cual haya sido elegido”. Dentro de las prohibiciones también figura el apoyo a candidatos distintos a los postulados oficiales del movimiento político.

Vea: El destape del partido clandestino de las Farc

No obstante, a pesar de que hay anotaciones a lo largo del borrador de los estatutos que señalan que muchos de los artículos se deben conservar con las correcciones, el documento en su totalidad podría tener modificaciones desde el cierre de esta edición hasta el momento de su presentación ante la opinión pública.

Hoy también se conocerán los nombres de las listas a Senado y Cámara de Representantes, que estarían en cabeza de Iván Márquez y Pablo Catatumbo, respectivamente. En Senado también suenan Carlos Antonio Lozada, Victoria Sandino, Sandra Ramírez y Benkos Biohó. Por la Cámara, Érika Montero, Jairo Mechas, Isabela Sanroque y Ramiro Durán.

Como le contó a El Espectador una fuente en el interior del recinto en el que se lleva a cabo el congreso de las Farc, las discusiones fueron lentas y evidenciaron dos tendencias que se enfrentaron: una línea más dogmática, encabezada por Iván Márquez y Jesús Santrich; y desde la otra orilla Rodrigo Londoño, Timochenko, con el resto del Secretariado, quienes han propuesto lanzar una plataforma amplia que recoja a los distintos sectores de izquierda.

Sobre la mesa también quedó el pulso entre los exguerrilleros y los milicianos. Se estima que quienes estuvieron en las selvas de Colombia son mayoría y que eso influiría en las votaciones finales.