“Implementaremos los acuerdos de paz en nuestros territorios”: Proceso de Comunidades Negras

Hernán Cortés, vocero del PCN, dice que se realizarán movilizaciones por la paz en todo el país y que en los territorios colectivos hay unanimidad frente a la aplicación de lo pactado entre el Gobierno y las Farc. 

comunidades_negras.jpg

Reunión en La Habana con comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras.
Oficina del Alto Comisionado para la Paz.

El Proceso de Comunidades Negras (PCN) es una red de 120 organizaciones y consejos comunitarios de negritudes en Colombia, que hace parte de la Cumbre Agraria,  Étnica y Popular, y fue protagonista de los últimos paros agrarios que paralizaron el país. Varios de sus voceros estuvieron en La Habana (Cuba) discutiendo y construyendo el capítulo étnico que quedó incluido el Acuerdo final con las Farc. 

El PCN estuvo entre los actores que llevaron a La Habana la voz de las comunidades negras, que han puesto más de 700 mil víctimas del conflicto armado en Colombia. Uno de los casos emblemáticos más recientes fue el asesinato de Genaro García, perpetrado por las Farc en Tumaco (Nariño), el 3 de agosto de 2015, en pleno proceso de paz, cuando ejercía su labor como presidente del Consejo Comunitario de Alto Mira y Frontera

Lea una nota sobre el perdó de las Farc por el asesinato de Génaro García

Hernán Cortés, vocero del PCN, cuenta cómo recibieron los resultados del plebiscito las comunidades negras, fue claro en decir que los consejos comunitarios de negritudes van a implementar todos los puntos del acuerdo que les sea posible a pesar de los resultados del domingo, y expresó su impotencia frente la brecha que existe entre quienes vivieron la guerra de cerca y quienes no. 

Lea también: Tumaco, voces de un conflicto ajeno

-¿Cómo recibieron los resultados?

Con mucha sorpresa y con mucha tristeza. Con mucha impotencia de ver que el narcotráfico y la oligarquía al final terminan defendiendo sus propósitos en común. Los terratenientes y los traquetos fueron los que hicieron la elección. Es muy difícil, hay varias colombias aquí que están en juego y nosotros vamos a insistir en la posibilidad de que nuestros derechos sean reconocidos y respetados en cualquier circunstancia y en la posibilidad de aportar para que este país viva en paz y haya más democracia.   

-¿Cómo siente usted a la región con los resultados del domingo?

La gente está muy triste de ver que el país es indiferente con las regiones.

-¿Qué falló para que se dieran los resultados del domingo?

El gobierno se confió porque montó la campaña a través de los parlamentarios, los alcaldes y los gobernadores. Marginaron a la sociedad, a las organizaciones y a la gente que puede movilizar a las comunidades. 

-¿Ustedes se sintieron excluidos en campaña?

Claro. En ningún momento nos buscaron.

-¿Qué se perdió el domingo?

Se perdió la posibilidad de terminar sin traumatismos el conflicto con las Farc. Se perdió la posibilidad de que los acuerdos significaran un proceso democrático muy amplio y ahora se cierra a los que ganaron y a los que perdieron que tienen vocería política sobre todo en el Congreso. Podemos ir a una especie de Frente Nacional ahora, eso es lo que hay que evitar.

-¿Qué se ganó?

El mensaje claro, aunque doloroso, es que hay un sector del país al que no le importa la paz y, aunque el país esté polarizado, tener esa claridad es positivo. Haber perdido hace que la gente sienta más la necesidad de paz, de organizarse políticamente y de dar el debate político en el país.

-¿Cuáles son las perspectivas del movimiento social después de los resultados del domingo?

El resultado nos dejó en shock, no lo esperábamos. Nosotros vamos a insistir, a partir del principio de autonomía, en plantearle al Gobierno y a las Farc que en lo que sea posible nosotros queremos que en nuestros territorios donde ganó el Sí se puedan implementar los acuerdos con nuestros gobiernos étnicos.

Estamos conversando con las plataformas de paz, de derechos humanos y con otras organizaciones sociales sobre qué tipo de movilizaciones podemos hacer. Nos vamos a movilizar en todo el país. Estamos planteándole al gobierno que incluya a los pueblos étnicos, tanto afros como indígenas, en la discusión del gran acuerdo nacional. El acuerdo no debe ser un asunto solo de partidos políticos, debe incluir también a la sociedad civil y a los pueblos étnicos.

-¿Los acuerdos se van a implementar en las comunidades negras a pesar de los resultados del plebiscito?

Sí. 

-¿Hay consenso entre las comunidades negras para la implementación de los acuerdos?

En los territorios colectivos hay unanimidad frente a la aplicación de los acuerdos. En nuestros territorios ganó el Sí. Al país que votó por el No, no le importan nuestros muertos, nuestros desplazados, entonces nosotros no nos vamos a preocupar por eso. Vamos a insistir, con nuestra autonomía, en la implementación de los acuerdos. 

-¿Cómo sería esa implementación?

Nosotros ya hicimos el consenso interno y un pronunciamiento conjunto entre negros e indígenas. Esperamos poder hablar con el gobierno, proponerle y definir estrategias de implementación.

-¿Cómo convencer a ese medio país que votó por el No?

No creo que necesitemos convencerlos porque no se van a convencer de nada. En la práctica hay que construir la paz en los territorios.

-¿Recogerían algunas de las preocupaciones de la gente que votó por el No?

No. La campaña del No se construyó sobre la base de mentiras. Todo lo que supuestamente estaba proponiendo Uribe está en los acuerdos. Nosotros lo que vamos a defender sobre todas las cosas son los capítulos étnico, agrario y de justicia.

-¿Por qué el de justicia?

Porque la manera de llegar a la reconciliación y conocer la verdad, que son los asuntos más importantes, es un proceso de justicia transicional, no un proceso penal ordinario como lo está planteando el Centro Democrático.

-¿Cómo construir la paz de aquí en adelante?

Hay que movilizar a la gente y acudir al principio de autonomía. El Presidente está haciendo lo que debe hacer, abrir un proceso de conversación con los sectores políticos, pero tiene que hacerlo también con los pueblos étnicos y las organizaciones sociales. Nos parece muy buena la posición de las Farc en el sentido de que no hay renegociación, eso va a ser positivo en la medida en que salgamos a defender los acuerdos como están. Les va a tocar implementarlos o seguir la guerra.

-¿Cómo acortar la distancia entre el colombiano que padece la guerra y el que no?

Esa brecha no se va a cerrar en estos días. Esa discusión se va a mantener. La posición nuestra es buscar un acuerdo para implementar lo que sea posible implementar en nuestros territorios. Y defender de cualquier modificación el capítulo étnico de La Habana