El balance de Juan Fernando Cristo

“El 2016 será recordado como el año en que se acabó la guerra”

El ministro del Interior sostuvo que este año el Congreso se jugó a fondo con el proceso de paz, y la muestra fue la aprobación de la ley de amnistía.

jfc.jpg

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, durante el debate de la ley de amnistía en las comisiones primeras conjuntas de Senado y Cámara.
/ Cristian Garavito

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, hizo un balance de cierre de año de las iniciativas legislativas que el Gobierno ha impulsado en el Congreso. El Acto Legislativo para la Paz y la ley de amnistía son sin duda las normas más ambiciosas y difíciles, pero al mismo tiempo destacó una decena de proyectos que el Parlamento ha tramitado para mejorar la vida de los colombianos.

¿Qué balance hace del año que termina?

El 2016 será recordado como el año en que se sentaron las bases de la reconciliación. El año en que se cerró el conflicto armado en Colombia. El año en que se acabó la guerra de más de medio siglo. La historia dirá que en medio de los tropezones avanzamos en la disminución de la violencia asociada al conflicto armado. Y el 2017 tendrá que ser el año en que las Farc dejaron de existir como ejército y se convirtieron en un partido político. Pero quiero dejar claro que lo que viene no será fácil. La paz no es el desarme de la guerrilla, son las profundas transformaciones que el país necesita desde hace décadas para que la violencia no se siga reproduciendo. 

¿Cuál fue la iniciativa más difícil de aprobar en el Congreso?

Hubo varias, pero hay dos que fueron fundamentalmente difíciles de aprobar: el Acto Legislativo para la Paz, en junio de este año, y la ley de amnistía. Esta última fue la primera que se discutió bajo el Procedimiento Especial Legislativo y constituye la espina vertebral de la justicia transicional. Y no fue fácil aprobarla un 28 de diciembre con mayorías calificadas, como exigía la norma.

¿Cuál es la ley o reforma que mayor beneficio trae a los colombianos?

Creo que al menos hay una decena que podrían ser nombradas aquí. Como la que convirtió en política de Estado el programa de nutrición infantil de cero a siempre, o el de las primas a trabajadoras domésticas. Pero para mí la iniciativa que será vista en unos años como la más importante será el Acto Legislativo para la Paz, que establece unos ritmos especiales para formular las leyes que cumplirán con lo acordado en La Habana.

¿Cómo ve al Congreso de cara al primer semestre de 2017?

Concentrado en la implementación de la paz. Trabajando para sacar el paquete legislativo más importante de las últimas décadas.

¿Cree en la tesis de que la Unidad Nacional se acabará a partir del 20 de julio?

 A la Unidad Nacional la están acabando desde el 20 de julio de 2011, y ha demostrado que es una coalición fuerte y comprometida con el proyecto de país del presidente Juan Manuel Santos. 

¿Qué opinión tiene del trabajo legislativo del Centro Democrático?

Ha sido importante y útil para el país. La democracia necesita críticas, oposición y control político, pero no pocas veces ha caído en el populismo, en la mentira y en la tergiversación. Sin embargo, el Gobierno seguirá invitándolos a construir un acuerdo nacional para la implementación del acuerdo de paz.

últimos contenidos