Los ajustes al cronograma de dejación de armas de las Farc

Con el retraso del gobierno nacional en la adecuación de las 26 zonas veredales y puntos transitorios de normalización donde se concentrarán las Farc, el cronograma que estaba previsto en el acuerdo final que firmaron las partes, deberá ajustarse.

A esta fecha, ya deberían estar concentradas todas las unidades guerrilleras en las zonas veredales, empezando el proceso de dejación de armas y reincorporación a la vida civil. Pero como aún no se han construido los campamentos ni se han adecuado las vías de acceso, las Farc siguen en los llamados Puntos de Preagrupamiento Temporal, PPT, que se crearon para llenar el vacío jurídico que dejó el triunfo del No en el plebiscito.

Con ese resultado electoral, Gobierno y Farc debieron negociar a las volandas unos protocolos que funcionaran mientras se renegociaba el acuerdo y se volvía a refrendar en el Congreso. Era la mejor manera de proteger el cese al fuego bilateral que ya habían declaro ambas partes tras la firma del primer acuerdo en Cartagena.

Pero surtido el trámite de refrendación y de aprobación de la ley de amnistía, aun los tiempos no se ajustan. El mismo presidente Juan Manuel Santos reconoció el retraso, y el gerente de las zonas Carlos Córdoba admitió que no se alcanzaba a cumplir con los primeros plazos.

Los principales problemas en la construcción de las zonas veredales radican en que la mayoría están en zonas de difícil acceso; algunos predios no se han podido arrendar porque sus propietarios están pidiendo cifras astronómicas, ante lo que consideran “una oportunidad de oro”; otras tienen cerca cultivos de uso ilícito o asentamientos de población civil.