Un corto sobre el miedo y la muerte de los militares en la guerra

Méndez, una cabo que busca a su padre desaparecido en combate hace 20 años y Martínez, un sargento que busca a su escuadrón para resguardarse del enemigo, deberán cruzar la "Zona 0", un bosque agreste y misterioso donde se verán obligados a confrontarse entre ellos y consigo mismos. Véalo aquí:

*Relato de Carlos Alberto Pelaez, director de 'Zona 0'

Para mí el futuro no existe, solo un presente continuo y nos podemos encontrar con personas que vivieron antes que nosotros a través de nuestras decisiones y acciones. Esa fue la premisa que quise explicar en el corto Zona 0. Narramos el amor de una hija por su su padre, un militar que desapareció hace 20 años. Ella quiso seguir sus pasos entrando al Ejército y sin proponérselo terminó en el mismo lugar que su papá. Como devolviéndose en el tiempo.

La verdad cuando escribí el corto no pensé que fuera a hablar de un tema de paz. Lo pensé más como un trabajo que ilustraba la carrera militar y resaltaba el duro trabajo que ellos hacen. Además, tiene ese lenguaje de acción y de misterio que me encanta.

Soy actor y dirijo la coordinación artística de un colegio en Cali. Sé lo que es tener muchas ideas de libretos pero no tener los medios para realizarlos, así que siempre quise trabajar un corto con celulares para demostrar que el cine es para todos. Cuando escuché sobre Smartfilms lo tomé como una gran oportunidad.

Me junté con varios amigos que me ayudaron con la actuación sin cobrar un peso. El trabajo de los camarógrafos, los sonidistas y los editores también fue totalmente gratis y solo gastamos en comida y transporte. En total costó como $1.200.000, que fueron patrocinados por varias empresas de la ciudad. Grabamos durante tres días y la edición demoró dos semanas.

Uno de los momentos emocionalmente más difíciles fue la lectura de libretos. Porque los actores debían retratar todo el miedo y la zozobra que se viven en el campo de batalla. Menos mal todos, John Alex Castillo, Juan Calderón y Jeimy Castillo, son profesionales y capaces de entrar y salir del personaje sin mucho problema.

Esta experiencia me abrió los ojos al mundo profesional en temas cinematográficos, gente que casi sin recursos hacen proyectos absolutamente extraordinarios. Lo mejor es que existen plataformas para mostrar esos trabajos. Sé que seguiré con mi carrera como actor y quiero seguir escribiendo y produciendo audiovisuales.

Si quieres saber más sobre SmartFilms entra aquí.