Falta la movilización de 500 guerrilleros

Siguen reparos por zonas de ubicación

Aunque el Gobierno espera que para este fin de semana casi 7.000 guerrilleros de las Farc estén concentrados, el Secretariado de las Farc insistió en que en algunas zonas la infraestructura no existe.

zonas_veredales.jpg

El Gobierno y las Farc tienen versiones encontradas acerca de los avances del adecuamiento de las zonas verdales de normalización.

“Las Farc han honrado su compromiso firmado con el Gobierno Nacional”. De esa manera, la guerrilla más grande del país, que hará su tránsito a la vida civil en los próximos meses, resumió el estado en el que se encuentran sus integrantes, ad portas de ubicarse completamente en las zonas de transición donde permanecerán mientras se surte el proceso de dejación de armas. Son más de 6.000 guerrilleros los que ya se encuentran en los puntos establecidos por el Gobierno, sin embargo, éstos aún no están listos ni con las condiciones precisas que, se supone, garantizarán el cumplimiento del cronograma pactado por las partes en La Habana.

Esa fue la denuncia que en las últimas horas hizo el Secretariado de las Farc, al entregar el último reporte de la movilización que están haciendo sus miembros hacia las zonas veredales transitorias. “No podemos dejar de señalar nuestra extrañeza por las condiciones de retraso o inexistencia total de obras de infraestructura logística en todas las zonas del país”, señalaron los jefes guerrilleros al recordar que la implementación de los acuerdos obliga tanto al Gobierno como a las Farc a cumplir con los compromisos adquiridos en Cuba.

“Indigna escuchar las declaraciones de funcionarios que mienten al afirmar avances de porcentajes inexistentes en las obras, cuando la realidad es que el común denominador es la carencia de agua potable, de duchas y sanitarios, de alojamientos, de lugares adecuados para la preparación y el consumo de alimentos, y el mal estado de las vías”, advierte el comunicado. Y es que en el balance entregado esta misma semana por el gerente de las zonas veredales, Carlos Córdoba, se dio cuenta de la entrega de, al menos, unos 12 campamentos con el material inicial para que los guerrilleros comiencen a construir sus alojamientos.

También se informó de la entrega de ayudas humanitarias por parte de la Unidad de Gestión del Riesgo, que incluye 2.300 carpas, 2.000 kits de aseo, 6.013 colchonetas con más de 20.000 frazadas y 1.733 materiales de cocina.

Sin embargo, la guerrilla hizo un llamado a la movilización social por el incumplimiento de los compromisos, dado el grave estado en el que se encontrarían las mujeres en estado de gestación y los bebés “víctimas de la indolencia oficial”, apuntó.

En ese proceso de transición, según informó el comandante de las Fuerzas Militares, Juan Pablo Rodríguez, falta el ingreso de unos 500 guerrilleros hacia los puntos de ubicación en los sectores de Tibú (Norte de Santander), Montañita (Caquetá) y al Bajo Calima (Valle del Cauca). Además, en los próximos días llegarán a estas zonas poco más de un centenar de personas del mecanismo de monitoreo y verificación del cese bilateral del fuego y hostilidades.

Pero mientras sigue el intercambio de versiones sobre la adecuación de las zonas, hay otros temas en los que las partes continúan avanzando. Se sabe ya, por ejemplo, que en las próximas semanas cerca de 50 menores que hacen parte de las filas guerrilleras serán trasladados de las zonas veredales a 10 lugares transitorios de acogida en donde serán recibidos por Unicef, con el apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos y delegados del Consejo Nacional de Reincorporación. Allí se realizará el diagnóstico y la revisión de su situación y se iniciará el proceso de restablecimiento de derechos por parte del Estado.

Los listados con los nombres de los menores han sido entregados por las Farc a la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos a medida que las estructuras guerrilleras han llegado a las zonas veredales, por lo que la cifra podría aumentar cuando culmine el tránsito de todos los grupos y bloques de las Farc hacia los puntos de agrupamiento. A eso se suma que algunos frentes de las Farc no han dado la lista de menores de edad, pues, según explicó la consejera presidencial para los Derechos Humanos, Paula Gaviria, hay casos en los que los menores no saben su edad ni tienen documento de identidad para corroborar la información. En todo caso, la cifra se sumará a los 13 menores que en septiembre pasado fueron desvinculados de las filas guerrilleras en cumplimiento a lo pactado en el Acuerdo de Paz.

Se trata de un protocolo para la reincorporación de los menores que busca el restablecimiento integral de sus derechos a través del que se ha denominado “Camino diferencial de vida. Programa integral para la atención y consolidación de los proyectos de vida de los menores de edad que salen de las Farc”, que será la base para su tránsito a la vida civil y reincorporación a la sociedad.