Habla Francisco González, vocero de la guerrilla en Cauca

¿Quiénes quieren las caletas de las Farc?

Una facción que se hace llamar disidencia de esta guerrilla, un grupo que dice ser del Eln y organizaciones de delincuencia común se disputan el norte del Cauca, donde fue atacada una misión de la ONU y las Farc.

pacho_chino.jpg

Francisco González, “Pacho Chino”, vocero de las Farc en Cauca.
/ EFE

El primer ataque armado a una comisión de Naciones Unidas y las Farc encargada de la extracción de las caletas de armas y explosivos de la guerrilla se registró en la madrugada del pasado domingo 6 de agosto en la vereda Pedregal del corregimiento del Palo, municipio de Caloto (Cauca). Desde las montañas empezaron a disparar para “bloquear” la caravana que transportaba el armamento. En el hecho resultó herido el patrullero de la Policía Reynel Eduardo Escobar Sabogal, quien se recupera en la Clínica Valle del Lilí de Cali.

En esa zona operó el sexto frente de las Farc, entonces al mando de Francisco González, conocido como Pacho Chino. Ya en la vida civil, González, vocero de la insurgencia ante el Mecanismo de Monitoreo y Verificación del cese al fuego en Cauca, habló con Colombia 2020 sobre quiénes estarían detrás de este ataque. También se refirió a los grupos armados ilegales que operan en el norte de ese departamento y a las caletas que faltan por extraer. Aseguró, del mismo modo, que hay disidentes que se hacen llamar Farc, pero que no son reconocidos por el Secretariado como miembros de la organización.

¿Quiénes están detrás del ataque a la misión de la ONU y las Farc?

En esta región, después de que las Farc se recogieron en la vereda de Monterredondo (en Miranda, Cauca), donde está el punto transitorio de normalización, surgieron grupos de delincuencia común que se dedicaron a cobrar impuestos al negocio de la coca. Luego surgieron otros que se autodenominaron del Epl y otro que dijo ser del Eln. Todos quisieron reclamar el dominio de la región. No obstante, el grupo del Epl desapareció y los que atacaron el domingo pasado dijeron que eran del Eln.

¿O sea que el Eln es el responsable del ataque?

La dirección nacional del Eln dijo que ellos no son reconocidos por la organización. Con el Eln no tenemos ningún hecho en contra, por el contrario, han aplaudido los acuerdos de La Habana, la dejación de armas y la entrega de las caletas. Y así lo ratificó su dirección.

¿En Cauca no hay disidencias de las Farc?

Registradas por nosotros, no. Aunque hubo un grupo que se reclamó disidencia y que era el mismo que se mencionaba ahora, que decía que era el Eln, pero este grupo una parte pasó para Suárez (Cauca), y allá, por peleas internas entre ellos, murió el jefe, al que le decían Simón. Y bueno, el grupo no tenía mayor proyección. Pero existe, porque todavía no se han logrado acuerdos para la sustitución de cultivos ilícitos, entonces estos grupos están tratando de controlar ese negocio.

¿Y dentro del registro de las Farc está consignado que en Cauca hubo disidencia?

No. Lo que sí sabemos es que algunos exguerrilleros, que hace cuatro años fueron expulsados de las Farc por mala conducta, ahora dicen ser disidentes para generar confusión.

Hasta el 15 de agosto la misión de la ONU acompañará la extracción de caletas, ¿qué pasará luego?

Hasta el 1° de septiembre la labor continuará entre Farc y Gobierno para garantizar el retiro de las más de 900 caletas en todo el país. Ese proceso no alcanza a terminar de aquí al 15 de agosto. Eso se va a continuar.

¿Cuántas caletas están identificadas en Cauca y cuántas se han retirado?

En el Cauca todavía faltan muchas. Faltan las caletas que corresponden a la zona veredal La Elvira (Buenos Aires) y las que corresponden a Caldono. Apenas se está terminando de revisar lo que corresponde a Monterredondo, que es el punto de normalización.

¿Por qué cree que sucedió este hecho específicamente en el norte del Cauca?

A la Fuerza Pública le ha faltado mayor control de la región, sobre todo tener buena relación con la población civil. La región del norte del Cauca es de muchas contradicciones y disputas. Hay una crisis social en la población indígena, pues existe un trato muy malo de parte de las fuerzas del Gobierno, que reprimen permanentemente a estas comunidades, y eso genera rechazo.

¿Qué hará el Mecanismo para evitar que un hecho como este genere mayores consecuencias?

Seguir con la tarea encomendada: explorar la región, verificar que no existan grupos armados, que no haya nadie que esté en contra del procedimiento que se viene realizando. En suma, lo que está haciendo el Mecanismo es explicar a la gente que la labor de este organismo es muy importante para la continuación del proceso de paz.