Piero lanza gira de conciertos por la paz de Colombia

La iniciativa que lidera el cantautor argentino, Piero De Benedictis, empezará en Bogotá el 9 de septiembre con un gran concierto, el cual recorrerá sitios emblemáticos de la paz y el conflicto en el país. Pablo Milanés, León Gieco, Víctor Heredia, entre otros artistas, son los invitados.

piero_y_la_gira_de_conciertos.jpg

Piero (izq.), Pablo Milanes (derecha, arriba), León Gieco (centro) y Víctor Heredia.
Archivo - El Espectador

“AUC mata, Dios perdona” y “Farc EP, presente y combatiente”, son algunos de los epígrafes que se han dibujado en las paredes de los pueblos de Colombia en las últimas cinco décadas. Hacen parte de la historia del conflicto y, por extensión, de la memoria colectiva de los habitantes que aún viven aterrorizados por cuenta de esos simbolismos que siguen siendo su presente.

En la búsqueda de sembrar un nuevo imaginario colectivo distinto a esas imágenes de guerra, el cantautor argentino, Piero De Benedictis, empezará la caravana de apoyo masivo a la paz y al mecanismo de refrendación de los acuerdos finales en La Habana. Y para eso, el próximo 9 de septiembre inicia en Bogotá la gira de conciertos por la paz de Colombia, que pretende llegar a los sitios donde se han gestado procesos de paz y, también, los más impactados por el conflicto armado.

La caravana cultural llamada “La guerra del amor”, bajo el slogan “Testimonio, amor y esperanza”, tiene como invitados de honor a artistas nacionales como Aterciopelados, César López, Doctor Krápula, Fanny Lu, e internacionales, como León Gieco, Pablo Milanés y Víctor Heredia, quienes se presentarán en la capital del país.

“La Caravana propone recorrer parte de las seis regiones (Amazonia, Andina, Caribe, Insular, Orinoquía y Pacífico), y realizar conciertos, charlas pedagógicas con sus habitantes, y en cada sitio, elegido estratégicamente, dejar un símbolo de paz que perdure y recuerde que nos encontramos en los albores de una nueva historia; de una historia que debemos construir entre todos”, comenta Piero.

Los símbolos de paz van desde sembrar árboles, intercambiar semillas autóctonas de cada región (por la soberanía alimentaria), construcción de monumentos por la vida, exposición de galerías de la memoria, entre otras actividades de valor histórico, espiritual y cultural.

Los sitios emblemáticos a donde podría llegar la caravana son aquellos en los que alguna vez se construyeron sueños de paz y transformación. Entre ellos: Cravo Norte (Arauca), donde el 15 de mayo de 1991 el presidente César Gaviria y los líderes del ELN, las Farc y el EPL, a través de la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar (CGSB), acordaron conversar en Caracas, Venezuela. Un esfuerzo frustrado porque tras el golpe de Estado en 1992 en el hermano país los diálogos se trasladaron a Tlaxcala, México, donde se rompieron casi un año después.  

Otro lugar es La Uribe (Meta). Allí, en Casa Verde, se firmó en 1984 el acuerdo de paz entre el gobierno de Belisario Betancur y las Farc. Las conversaciones duraron hasta el Gobierno de Gaviria, cuando el 9 de diciembre de 1990 la VII Brigada del Ejército de Villavicencio atacó el campamento, que desapareció del mapa.

San Vicente del Caguán (Caquetá), es otro municipio emblemático para los conciertos de Piero. Allá, el Gobierno de Andrés Pastrana y las Farc instalaron la mesa de diálogo que después de tres años de conversaciones, volvió a fracasar.

La gira de conciertos llegará también a Santo Domingo (Cauca). En este corregimiento de Toribio, el 8 de marzo de 1990 el Movimiento Guerrillero 19 de abril (M-19), entregó las amas tras firmar un acuerdo de paz con el Gobierno de Virgilio Barco poniendo fin a 16 años de vida guerrillera. 

Y Marquetalia (Tolima), un sitio emblemático para la insurgencia, pues fue en ese municipio donde nacieron oficialmente las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), en 1964.

Los conciertos también llegarían a sitios donde la violencia se vio materializada a través de masacres. Por ejemplo, El Salado, Carmen de Bolívar, Barranco de Loba (Bolívar); Ciénaga (Magdalena); Montes de María (entre Sucre y Bolívar); Chengue-Ovejas (Sucre); El Tomate, La Mejor Esquina, Tierralta (Córdoba); Tibú, Machuca, Segovia, San José de Apartadó, Puerto Berrio, Turbo, Remedios, Dabeiba y El Aro (Antioquia); Riosucio, Bojayá (Choco); Villanueva, Bahía Portete (Guajira); Curumaní (Cesar); Tibú, El Tarra- Catatumbo (Norte de Santander); Barrancabermeja (Santander); Frías-Falan, La Parroquia -Fresno-Mariquita, Guayabal (Tolima); Sogamoso (Boyacá); La Horqueta, Soacha, Viotá (Cundinamarca); Riosucio, Palestina, Neira (Caldas); Génova (Quindío);  Quinchía (Risaralda); Caño Sibao, Caño Jabón-Mapiripan, Puerto Gaitán (Meta); Aguazul (Casanare); Playa Rica (Caquetá); Cumaribo (Vichada); Mitú (Vaupés); Miraflores (Guaviare); Barranco de Minas (Guainía); Buenaventura, Jamundí, Calima, Trujillo (Valle); Naya, Cajibio, Guapi (Cauca); Samaniego y Tumaco, (Nariño); La Hormiga (Putumayo); entre otros.

Y finalmente, llegarían a sitios fronterizos como Cararabo (Vichada), San Miguel (Putumayo) y Sucumbíos (Ecuador). “El objetivo es llevar un mensaje de esperanza, paz y amor, y ofrecer una actividad cultural y de reflexión social colectiva que deje huella en los corazones”, explica el cantautor argentino.

La caravana llevará el nombre de una canción que relanzará Piero en el concierto en Bogotá y que busca convertirse en el himno del fin del conflicto: “La guerra del amor”. Un éxito que hace 30 años cantó junto a Alejandro Lerner, otro músico argentino, que acompañará el concierto.

 "Esta guerra la ganamos

recibiendo lo que damos,

esta guerra la perdemos,

si algún día somos menos,

somos muchos, somos todos,

somos dos y somos Dios,

esta guerra la perdemos

sin vos..."

Sobre el proceso de paz con las Farc, Piero dice que no se trata de una paz perfecta, pero si de una paz posible y perceptible en el camino. “Yo creo que está la gran mayoría de los colombianos. El resto hay que incluirlos, porque creo que una paz sin Uribe y sin el ELN no es completa. Es que todos tenemos que trabajar por lograrla. O caminamos todos juntos por la paz o nunca la encontraremos”. 

últimos contenidos