También se instaló la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad

Listo mecanismo de monitoreo del Gobierno

Con un contingente de 350 hombres, el Gobierno activó las unidades policiales y militares que harán parte de la verificación y monitoreo del cese al fuego bilateral en las zonas de concentración de las Farc. 

mecanismo_monitoreo_cut.jpg

El presidente Juan Manuel Santos con dos integrantes del Comando Conjunto de Verificación y Monitoreo.
SIG-Presidencia

Exactamente un día después de la firma protocolaria del acuerdo final en Cartagena –el próximo 26 de septiembre– comienzan a correr los tiempos para lo que será el proceso de concentración de los hombres de las Farc en las 22 zonas veredales transitorias de normalización establecidas por los equipos negociadores en La Habana para la dejación de armas de la guerrilla. Según lo acordado, ese día, el denominado D+1, un delegado del Gobierno y uno de las Farc entregarán las coordenadas de la ubicación de las unidades de la Fuerza Pública y de las Farc al Componente Internacional del Mecanismo de Monitoreo y Verificación para que se adopten las medidas de seguridad e inicie el desplazamiento de las estructuras guerrilleras a las áreas determinadas. (Vea aquí el video Así se desarmarán las Farc)

De ahí la urgencia de tener todo listo y completar cuanto antes el equipo de la misión tripartita (conformada por delegados del Gobierno, las Farc y Naciones Unidas) que se encargará de verificar en terreno que el proceso se realice con normalidad y lo pactado en la mesa de diálogos de La Habana se cumpla a cabalidad.

Y el primer paso en ese camino lo dio ayer el Gobierno al activar su componente en el mecanismo. Lo hizo en una ceremonia oficial realizada en la Plaza de Armas de la Casa de Nariño, durante la cual anunció un contingente de 350 miembros de la Fuerza Pública que trabajarán conjuntamente con la ONU y las Farc en la tareas designadas.

“El componente del Gobierno, compuesto por los hombres y mujeres de este comando conjunto, consta de unos 350 miembros de nuestra Fuerza Pública que se han preparado y se han capacitado especialmente para esto”, explicó el presidente Juan Manuel Santos. (Vea aquí la infografía ¿Qué sigue después de la firma del acuerdo final con las Farc?)

Asimismo, se crearon dos grandes divisiones que se encargarán de garantizar la seguridad del mecanismo y de las zonas de concentración. La primera es el Comando Conjunto de Monitoreo y Verificación, que conducirá “operaciones militares que apoyen la terminación del conflicto y la construcción de la paz. Este comando contará con 1.500 hombres y mujeres de nuestras Fuerzas Militares y será comandado por el general Carlos Rojas”. El comando tendrá tres Fuerzas de Tarea Conjunta de Monitoreo y Verificación: una para la región Norte, otra para el Oriente y otra para el Suroccidente.

La segunda división, con 2.500 integrantes, estará a cargo de la Policía, bajo la batuta del brigadier general Álvaro Pico. “La Unidad Policial para la Edificación de la Paz tendrá tres tareas específicas: Protección del Mecanismo de Monitoreo y Verificación, Seguridad y convivencia ciudadana; y Policía Judicial en las zonas y puntos veredales transitorios de verificación”, dijo el mandatario, recordando que tanto Rojas como Pico participaron en La Habana en la elaboración de los protocolos y conocen mejor que nadie los procedimientos.

El general Pico explicó que para la protección de todo el mecanismo (miembros de la ONU, Farc y Gobierno) se contará con 1.427 hombres: “cumplimos también las labores de convivencia y seguridad ciudadana en cada una de las zonas veredales y las funciones de seguridad y policía judicial para garantizar el Estado social de derecho”.

La ceremonia de entrega de banderas a los comandantes de las nuevas unidades se realizó pocas horas después de que el presidente Santos instalara en la Casa de Nariño la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, que constituye la primera entidad que se pone en marcha luego del anuncio del acuerdo final de paz.

Dicha Comisión tendrá por objeto monitorear el cumplimiento de los acuerdos en cuanto a las condiciones de seguridad de quienes se desmovilicen tras la firma del acuerdo, pero sobre todo tendrá que hacerles seguimiento a las estructuras criminales que ponen en peligro el cumplimiento de los acuerdos, como los grupos sucesores del paramilitarismo.

La Comisión estará encabezada por el presidente de la República e integrada por los ministros del Interior, de Defensa, de Justicia, el fiscal general de la Nación, el defensor del Pueblo, el director de la Unidad Especial de Investigación –creada por la Jurisdicción Especial para la Paz–, el comandante general de las Fuerzas Militares, el director general de la Policía Nacional, dos representantes del nuevo movimiento que surja del tránsito de las Farc a la actividad política legal y dos voceros en representación de las plataformas de derechos humanos y paz.

Mientras las Farc hacen su tránsito de guerrilla a fuerza política, sus cupos en dicha comisión estarán ocupados por dos expertos designados de común acuerdo por las partes. Los elegidos fueron el exministro Camilo González Posso, director de Indepaz, y el dirigente comunista, Carlos Caycedo, quienes integrarán la comisión transitoriamente.