La importancia de mejorar la tecnología al servicio de la salud rural

El representante de una multinacional de la salud resalta la importancia de invertir en las regiones más afectadas por la guerra, de lo contrario la euforia de la paz pasaría pronto.

guillermo_siemens_cut.jpg

Guillermo Gómez es el presidente de Siemens Healthineers Colombia.
Cortesía Siemens Colombia.

La radiología se ha convertido en una herramienta vital no solo para diagnosticar enfermedades. También es un aliado estratégico para que los cirujanos realicen procedimientos cada vez menos invasivos, más eficaces y menos costosos. Por eso, cuando se habla de un sistema salud más eficiente es necesario hablar de equipos de radiología avanzados que puedan ayudar a tratar a mejorar la calidad de vida de la población.

Usar la tecnología para lograr una salud de calidad al mismo tiempo disminuyendo costos es de especial interés para Colombia, un país que tiene, según estudios tentativos del Ministerio de Salud, un déficit de $10 billones anuales en el sistema.

Además del hueco fiscal que existe hoy en día, el país acaba de firmar un acuerdo de paz con las Farc en el que promete disminuir las barreras de acceso a la salud en los sectores rurales y aumentar la cobertura. Para lograrlo deberá optimizar el uso de los recursos.  

Guillermo Gómez, presidente de Siemens Healtineers Colombia, explica que el reto para el país es idear estrategias para mejorar la infraestructura y así permitir el uso generalizado de las nuevas tecnologías.

¿Cómo se relaciona el tema de la salud con la construcción de paz?

Obtener paz en Colombia no es solamente callar las armas. También significa proteger la población de enfermedades y que tengan accesos a las condiciones mínimas para vivir. Si no garantizamos una buena salud, educación y alimentación, tendremos una paz volátil. Tendríamos unos momentos de euforia después de la firma, pero no duraría mucho. Es muy importante que esas personas en las áreas rurales, que además en la mayoría de los casos han sido directamente impactados por la guerra, tengan acceso a una salud de calidad.

¿Cómo ve la salud en Colombia?

En cuanto a tecnología se refiere el país está bastante avanzado. Las mejores tecnologías de cada uno de los fabricantes tienen un espacio en el mercado colombiano. Por ejemplo, en el suroccidente del país y en Antioquia hay instituciones de talla mundial que se pueden comparar con los países desarrollados. En donde tenemos más dificultades tenemos para encontrar tecnologías avanzadas en las zonas rurales.

Las dificultades se presentan al hablar de la cobertura de estas tecnologías.

Y también al hablar de una atención de calidad. Falta cobertura de esta tecnología y eso no solo se refiere a las máquinas, sino al recurso humano. Para poder prestar esos servicios avanzados en grandes porciones del país hacen falta muchos técnicos, médicos y enfermeras capacitados en este tipo de adelantos y no hay muchos.

¿Cómo cerrar las brechas que hay entre el sector urbano y el rural en tecnologías para la salud?

Hay muchos caminos. Uno de ellos es buscar tecnologías que permitan tener comunicaciones eficientes de tal manera que podamos tener diagnósticos remotos de estudios hechos en zonas rurales. Colombia ha tratado de ir en esta dirección, no siempre con éxito.

¿Qué hace falta para que esos sistemas remotos sirvan?

Lo primero es que en el lugar hacen falta técnicos capacitados para realizar los procedimientos de tal forma que los resultados le sirvan a los expertos. En estas capacitaciones que muchas veces se falla. También necesitamos acceso a internet en las zonas rurales. Esa es una de las principales metas del Gobierno a corto plazo.

¿Qué otras innovaciones tecnológicas podrían ayudar a mejorar el diagnóstico en las zonas rurales?

Las tecnologías móviles de resonancia magnética podrían ser muy útiles. Pero para eso necesitamos infraestructura vial suficientemente buena para poder transportar los equipos. Tendríamos que esperar a que se desarrollen los programas de pavimentación de vías para implementar las unidades móviles. Lo que sí podríamos empezar a implementar más rápido son las unidades dedicadas al diagnóstico precoz como equipos de mamografía, o los necesarios para poder diagnosticar problemas de diabetes. También hay tecnologías para almacenar datos de los pacientes y los procedimientos en internet y así, no solo tener historias clínicas disponibles sino poder comparar resultados de hospitales e identificar casos de posible fraude. El problema es la estandarización para poder interconectar los sistemas.

¿Cuál es el potencial del mercado colombiano de la salud para crecer?

Enorme. Sobre todo porque en Colombia tenemos una cobertura en salud extremadamente alta: Supera el 95%. Eso no sucede en muchos países y por eso el país es tan atractivo para invertir. Muchas empresas a nivel mundial están eligiendo el país para hacer una consolidación empresarial de la salud. Habría que hacer algunos acuerdos con las empresas aseguradoras para que entiendan la importancia del diagnóstico precoz. Deben entender que si no lo hacen el gasto en el tratamiento podría duplicarse o hasta triplicarse.

 

últimos contenidos