La carta que enviaron al Gobierno las madres de niños que están en las Farc

Hace un mes, siete menores de edad debieron ser desvinculados de la columna móvil Teófilo Forero de las Farc. Sin embargo, por razones “técnicas” y de “protocolo”, el proceso no ha podido llevarse a cabo, a pesar de la voluntad de los actores que intervienen. 

madres_ninos_guerrilla.jpg

Madres que fueron a recoger a sus hijos menores de edad en las Farc en Puerto Rico, Caquetá.
Cortesía

El pasado 10 de septiembre en la vereda La Pradera del municipio de Puerto Rico, Caquetá, se encontraron las madres de siete menores para recibir a sus hijos, que llevan varios años en la columna Teófilo Forero de las Farc. No obstante, luego de dos días de espera, el 13 de septiembre salieron del territorio sin sus hijos. Le escribieron una carta al presidente Juan Manuel Santos, pidiéndole celeridad para que se adelante este proceso.

El documento empieza relatando que las madres atendieron el llamado a asistir al proceso de retorno de sus hijos a sus hogares. “Siendo 13 de septiembre y tras largos días de espera en el sitio indicado, no se han presentado los delegados del Gobierno Nacional ni la Cruz Roja Internacional para acompañar este proceso de desvinculación”.

Hasta ese día esperaron el regreso de sus hijos. Salieron sin información precisa, aunque hablaron con el comandante político de la Teófilo Forero, Daneiro Santamaría, quien a pesar de tener todo listo para entregar a los menores de edad a sus familias, no pudo adelantar la entrega por razones que nadie, en el lugar, supo. El mismo sábado 10 de septiembre, algunos medios de comunicación publicaron que los niños ya habían retornado, pero al final eso resultó ser producto de la ansiedad en la que se estaban todos en el sitio, incluidos los medios de comunicación que ingresaron a la zona.

Las siete madres hicieron un llamado al Gobierno Nacional y al CICR para que agilicen su labor en el proceso de entrega de los menores. “Exigimos de manera inmediata que nos informen la fecha y las condiciones para el pronto retorno de nuestros hijos, pues nosotras asistimos a la cita pactada y nos desplazamos desde lugares distantes para recibir a nuestros hijos”.

El anterior hecho, que pasó desapercibido, genera una serie de interrogantes relacionados con los complejos protocolos del proceso de desvinculación de los menores de edad, los cuales, como ocurrió en la vereda La Pradera, al parecer ni siquiera tuvieron en cuenta a los familiares de los menores, como también a los mandos de las Farc que tenían todo listo para regresarlos a sus hogares.

Con el resultado del plebiscito, el proceso entra en una gran incertidumbre, a pesar de que las Farc han dicho que seguirán adelante con la desvinculación de menores de sus filas. El protocolo para la desvinculación de los menores de edad de la guerrilla de las Farc, plantea que estos irán inicialmente a hogares transitorios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), donde recibirán la primera atención física y sicosocial. Sin embargo, la idea es que los menores no permanezcan más de dos meses en estos lugares, dependiendo de cada caso.