Iván Márquez reclama por la no aplicación de la ley de amnistía

El jefe guerrillero cuestionó fuertemente el incumplimiento de varios puntos pactados en la negociación de paz y aseguró que sus filas tienen desconfianza. Pidió celeridad en la implementación de lo acordado en Cuba.

whatsapp_image_2017-02-04_at_15.26.23.jpeg

Humberto De la Calle, Sergio Jaramillo, José Ramor Horta, Lord David Trimble y Jean Arnault participaron en un panel sobre las lecciones aprendidas de proceso de paz en Colombia.
Cámara de Comercio de Bogotá

Hacer un proceso de paz no es fácil. Lograr sentar a una guerrilla dedicada a  hacer la guerra por más de 50 años requiere de mucho más que voluntad política. Sobre todo, porque en una mesa de diálogos ambas partes tienen que ceder y, ahí sí, nadie se va con lo que quiere sino con lo que puede obtener.

Ese ha sido el caso del acuerdo firmado con las Farc en La Habana. En Colombia, sectores que aún no reconocen legitimidad en lo pactado entre el Gobierno y la guerrilla, siguen reclamando justicia, imposición de penas en las cárceles y se oponen a la más mínima posibilidad de que a los alzados en armas se les dé la oportunidad de participar en política.

Pero para la guerrilla, esa es apenas una condición mínima que se debe garantizar en todo proceso de paz, entre muchas otras condiciones que, como fuerza armada activa, siente la legitimidad de exigir tras ser reconocida como contraparte en desarrollo de un conflicto armado.

Por eso, no extrañan los reclamos que recientemente han hecho los integrantes de las Farc al Gobierno ante el notorio incumplimiento de varios aspectos incluidos en el acuerdo de paz. La inadecuada infraestructura donde tendrán que ubicarse sus integrantes ha sido, entre otras cosas, uno de los puntos que tanto reclama la guerrilla. Y es apenas natural, si se tiene en cuenta que en esas zonas de transición será donde se surtirá el proceso de dejación de armas.

Sin embargo, para Iván Márquez, jefe de las Farc, hay un asunto que desconcierta aún más a sus filas: el incumplimiento de la ley de amnistía. Así lo expresó durante su intervención en la décimo secta Cumbre Mundial de Nobeles de Paz, en Bogotá, en donde participó como jefe negociador de la guerrilla, en Cuba. “Qué difícil que se cumpla la decisión presidencial que decreta la excarcelación de guerrilleros, que debió ocurrir con la entrada en vigencia de los acuerdos. Tenemos que reconocer que existen en Colombia expertos desprovistos de sentido común que no buscan en la norma la vía de la solución de los problemas, sino su empeoramiento y obstrucción”, dijo.

De esta manera, afirmó que la guerrilla avizora una implementación mucho más difícil que las propias conversaciones de paz que se adelantaron por más de cuatro años en la isla. “Necesitamos cumplimiento. Hace un mes fue aprobada la ley de amnistía, una amnistía que por ser de derecho debe ser de inmediata aplicación, pero que al no ser asumida por los jueces de ejecución de penas, en vez de traer la alegría de la libertad ha llenado de desconfianza a la insurgencia”, apuntó Márquez en el conversatorio en el que también hacía presencia la delegación de paz del Gobierno.

El integrante del Secretariado de las Farc también pidió acelerar el acondicionamiento de las zonas de ubicación de la guerrilla, con los elementos mínimos que requiere para su funcionamiento, como agua potable, servicio de electricidad y que, en general, estén en buenas condiciones. “Los pactos deben honrarse”, enfatizó el negociador de las Farc. Asimismo, pidió estructurar, cuanto antes, la Jurisdicción Especial de Paz. Es decir, el mecanismo que se encargará de juzgar a los integrantes de la guerrilla, miembros de la Fuerza Pública y terceros involucrados en el conflicto armado. Un proceso tardío, teniendo en cuenta que aún el Congreso no lo ha aprobado.

‘No claudicaremos’

Materializar el compromiso firmado en el Teatro Colón, en noviembre del año pasado, sigue siendo palabra empeñada para la guerrilla. Pese a los reclamos de Iván Márquez, sí reafirmó la intención de las Farc de seguir adelante con la consolidación de la paz en Colombia. Por eso, afirmó, “no estamos dispuestos a claudicar. Tenemos la convicción de hacer la paz y la certeza de que con nuestras convicciones y con  la solidaridad de quienes han creído en la paz derrotaremos la miseria, la desigualdad, la guerra sucia y la desidia de muchos hasta hacer realidad la paz”, aseguró.

Márquez insistió en que debe avanzar, eso sí, con mayor rapidez, la discusión de los proyectos centrales del acuerdo de paz que les otorguen de seguridad jurídica, en aras de recuperar la confianza y mantener su decisión de retornar a la vida civil. “La paz triunfará y aspiramos a que las generaciones del futuro, mirando hacia el pasado, puedan decir que gracias al acuerdo de paz tenemos vida digna en Colombia”, concluyó.

últimos contenidos