Diez frases del primer discurso del papa Francisco en Colombia

En la Plaza de Armas de la Casa de Nariño, el sumo pontífice saludó al pueblo colombiano y lo invitó a buscar la reconciliación como un compromiso de todos. 

whatsapp_image_2017-09-07_at_10.50.20.jpeg

Papa Francisco durante el discurso en la Plaza de Armas de la Casa de Nariño. / SIG - Presidencia

En su primer discurso en Colombia, el papa Francisco citó a Gabriel García Márquez, frases del himno nacional y dio una voz de esperanza para lograr la reconciliación entre los colombianos en la búsqueda de la paz. 

1. "Los pasos dados hacen crecer la esperanza, en la convicción de que la búsqueda de la paz es un trabajo siempre abierto, una tarea que no da tregua y que exige el compromiso de todos".

2.  "Que este esfuerzo nos haga huir de toda tentación de venganza y búsqueda de intereses sólo particulares y a corto plazo".

 3. "Cuanto más difícil es el camino que conduce a la paz y al entendimiento, más empeño hemos de poner en reconocer al otro, en sanar las heridas y construir puentes, en estrechar lazos y ayudarnos mutuamente".

4. "Se necesitan leyes justas que puedan garantizar esa armonía y ayudar a superar los conflictos que han desgarrado esta Nación por décadas; leyes que no nacen de la exigencia pragmática de ordenar la sociedad sino del deseo de resolver las causas estructurales de la pobreza que generan exclusión y violencia".

5. "Los animo a poner la mirada en todos aquellos que hoy son excluidos y marginados por la sociedad, aquellos que no cuentan para la mayoría y son postergados y arrinconados".

6.  "Ayer y hoy, posamos la mirada en las diversas etnias y los habitantes de las zonas más lejanas, los campesinos. La detenemos en los más débiles, en los que son explotados y maltratados, aquellos que no tienen voz porque se les ha privado de ella o no se les ha dado, o no se les reconoce".

7. "También detenemos la mirada en la mujer, su aporte, su talento, su ser «madre» en las múltiples tareas. Colombia necesita la participación de todos para abrirse al futuro con esperanza".

8. "Es mucho el tiempo pasado en el odio y la venganza... La soledad de estar siempre enfrentados ya se cuenta por décadas y huele a cien años; no queremos que cualquier tipo de violencia restrinja o anule ni una vida más".

9.  "Y quise venir hasta aquí para decirles que no están solos, que somos muchos los que queremos acompañarlos en este paso; este viaje quiere ser un aliciente para ustedes, un aporte que en algo allane el camino hacia la reconciliación y la paz".

10. "Están presentes en mis oraciones. Rezo por ustedes, por el presente y por el futuro de Colombia".