Demos el primer paso para reconciliarnos: encargado de la visita del papa

Monseñor Fabio Suescún afirma que el papa Francisco viene con un mensaje de paz y reconciliación, que llega en un momento trascendental para sembrar la esperanza en un país con muchas heridas. 

suescun.jpg

Fabio Suescún, obispo castrense, es el director ejecutivo de la visita apostólica al país. / Tomado de Yotube

Monseñor Fabio Suescún, obispo castrense, es el director ejecutivo de la visita apostólica. Es decir, el encargado de los detalles del paso del papa Francisco por Colombia. Por eso es claro en señalar en que la misión del santo padre es clara: ayudar a renonciliarnos y promover la paz y la justicia. Y llega en un momento clave: cuando cayaron los fusiles, por lo menos con las Farc y el Eln.

Lea también: Francisco, el mensajero de la paz

¿Cómo es la Colombia a la que llega el papa Francisco?

La Colombia que espera al papa es una Colombia que anhela una fortaleza espiritual, confianza, que alguien nos muestre el camino, que nos reconcilie y nos ayude. Precisamente, a ser artesanos de la paz. Este es un país muy rico que la guerra no ha podido derrotar, pero al mismo tiempo es un país que necesita estímulo, autoestima, fe en Dios, en nosotros mismos, y reconocimiento de todas las capacidades que Dios nos ha dado. Colombia va a salir adelante, el papa cree que los colombianos somos capaces de construir la paz.

Precisamente, horas antes de llegar a Colombia, el papa se refirió a la paz del país y al aporte que hará para que ésta avance. ¿De qué manera puede ayudar la presencia de Francisco para la consolidación del Acuerdo de Paz con la Farc, el proceso con el Eln y ahora con fuerzas ilegales como el clan del Golfo, que dio un paso para la construcción de un país en paz?

El papa siempre ha creído que los colombianos podemos vivir una situación de paz. El papa ha orado para que nosotros nos acerquemos a esa paz. Ha sido muy claro en afirmar que viene a ayudarnos a consolidar una paz de justicia para todos. Él mismo se ha confesado como peregrino de la paz y la esperanza. El papa cree en la paz y en que nosotros podemos trabajar por ella. Por eso, llegó para ser un estímulo y una ayuda en ese aspecto.

¿Cómo reconciliar este país polarizado durante la visita apostólica?

Eso depende de cada uno de nosotros, de que nos despojemos de nuestros egos e intereses y que abramos la mirada hacia el bien común que, en últimas, tiene que ser nuestra preocupación, más allá de los problemas alrededor de la paz, de la corrupción, de narcotráfico. Son problemas de egoísmos, de intereses personales que dejan de lado el bien de todas las personas y quieren explotar a los otros en beneficio propio. Colombia, que es un país tan querido, de gente tan buena y tan cariñosa, sí tiene que dejar el egoísmo en todos los órdenes y abrirnos más hacia el amor verdadero.

También le pueda interesar: La visita del papa es un mensaje de esperanza: Monseñor Héctor Fabio Henao

Es la tercera vez que un santo padre visita el país y lo hace en un momento muy distinto a las anteriores, cuando nos visitaron con Pío VI y con Juan Pablo II. ¿Cómo se diferencian esos momentos con la visita que hoy nos hace el santo padre?

Cada visita es providencial y responde a una situación del país. En tiempos del papa Juan Pablo II, el enfrentamiento bélico era muy grande. Había muchas amenazas, incluso por parte de las Farc, que anunciaron que interrumpirían la visita del papa, pero fue respetada y resultó siendo una visita renovadora. Hoy el ambiente es distinto. Han cesado las armas, se han callado los fusiles, pero nosotros tenemos que reconciliarnos porque la guerra deja huellas de dolor. Por eso necesitamos una pausa para que los corazones se sosieguen, para que dejemos entrar el perdón y tengamos la grandeza de darnos la mano y hacer de esta una cultura de encuentro. Esas no son simplemente unas palabras bonitas, sino que es, ante todo, una obra en la cual se necesita la ayuda de Dios: el único que puede reconciliar.

¿Usted cree que la Iglesia católica está dividida en torno a la figura del papa? Se lo pregunto porque han surgido voces de creyentes que despotrican de su llegada al país…

Lo importante es que mantengamos firme nuestra fe en el papa. Desafortunadamente, sí, hay voces contrarias a todo. A veces las personas quieren salir a llevar la contraria para sembrar la división y la incertidumbre. Entonces, esas voces se van a ir apagando y vamos a demostrar que la fuerza de los que queremos paz es mucho más grande de la de aquellos que viven creando un ambiente que no conduce a nada bueno, sino a crear una sensación de angustia y derrotismo que a nadie le va a servir.

¿Los colombianos en qué debemos dar el primer paso, como dice el lema de la visita del papa Francisco?

Ese es un lema muy lindo que implica dejar una situación. En este caso, dar el primer paso es liberarnos de aquello que nos oprime, nos daña o nos hace causar daño. Entonces, si nosotros vemos que el odio está haciendo mucho daño, la invitación es a que demos el primer paso para reconciliarnos. Ese mensaje lo que hace es invitarnos a que seamos consecuentes con nuestros actos y a tomar decisiones. No podemos seguir sepultados en una situación de angustia y pesimismo que crea más enfrentamientos.

Lea también: Necesitamos, santo padre, que nos reconozca y defienda: movimientos sociales