Así votaron los municipios donde las Farc dejarían las armas

En 23 de los 27 municipios escogidos para ser zonas de transición de los guerrilleros a la vida civil, se aprobaron los acuerdos de paz por una amplia mayoría. Expertos explican que esto demuestra la voluntad de los colombianos para reintegrar a los excombatientes. 

Se podría decir que el gran ganador del plebiscito para la paz fue el abstencionismo, que llegó al nivel más alto de los últimos 22 años con un 62,6% del censo electoral. Los grandes perdedores fueron algunas de las regiones más afectadas por el conflicto que en su mayoría votaron sí a los acuerdos pero se tuvieron que atener a lo que votó el centro del país. Un ejemplo son los 27 municipios que albergarían zonas veredales para la concentración de las Farc, en donde el no ganó solo en cuatro poblaciones. 

Lea también "No puede haber una Colombia del Sí y otra del No después del plebiscito"

Caldono, Cauca, es una muestra palpable de ello. Es un municipio golpeado por la guerra con cifras contundentes: cinco tomas guerrilleras y más de 60 ataques y hostigamientos a la población. A pesar de ello, aceptó tener una zona de concentración para la desmovilización de las Farc, entre las veredas Los Monos y San Antonio, y el pasado domingo ratificó su deseo de poner fin al conflicto que los ha desplazado de su territorio: el 79,84% de sus 8.507 votos fueron por el sí.

Su alcalde, Paulo Andrés Pisso, explica que el Sí ganó con tanto margen porque la comunidad entendió los acuerdos como una oportunidad para acabar la violencia y tener una mayor inversión en el campo.“No estamos de acuerdo con la ideología de las Farc pero creíamos que podíamos hacer una mejor sociedad con ellos. Estábamos dispuestos a aceptarlos en la democracia del Cauca porque era la oportunidad para por fin tener paz y atraer una inversión que no fuera militar sino social”, explica Pisso. Este es solo un ejemplo de las decenas de zonas afectadas por el conflicto armado que optaron por darle el sí a los acuerdos de paz. 

Según los datos de la Registraduría, 19 departamentos que conforman el borde de colombia aprobaron los acuerdos. El Cauca fue uno de ellos. La razón, explica el alcalde Pisso, es que esta región ha puesto tantas víctimas que ahora lo que más anhela es tranquilidad.

Pero hay muchas formas de leer estos resultados. Juana Acosta, asesora del proceso de paz en La Habana y directora del programa de Derecho de la Universidad de La Sabana, afirma que hay que leer los resultados de los municipios que albergarían zonas de concentración de una forma positiva. “La votación deja claro que estas poblaciones están de acuerdo con la reintegración de las Farc a la sociedad. Eso es vital para la implementación de los acuerdos”.

Según Acosta, es necesario buscar consensos entre lo urbano y lo rural. “Por fin estamos de acuerdo en que debemos buscar una salida negociada del conflicto armado y no podemos retroceder en ese logro. Hay que seguir haciendo pedagogía y lograr que la renegociación sea transparente para que no se pierdan los votos alcanzados”, concluye. 

 

últimos contenidos